fbpx
Local

«Meáis en la puta calle, como se ha hecho siempre, o en el Mercadona»

Denuncian turnos continuados de los conductores del autobús urbano

Los trabajadores de Salamanca de Transportes, la empresa adjudicataria del servicio de autobús municipal, obliga a sus trabajadores a enlazar turnos e incluso suspender vacaciones para cubrir un servicio, escatima las medidas anticovid a los conductores, les impide utilizar el servicio de las oficinas de Gran Vía y les recomienda «que orinen en la calle o en los aseos del Mercadona, que están limpios y desinfectados», según denuncia el comité de empresa.

 

Los representantes sindicales señalan que existe «una falta de personal clara y evidente. Se están dando casos donde hay personas que acaban su turno de tarde y continúan con el nocturno. Se realiza el turno de mañana, se va a comer y vuelve a la tarde. Se llama a guardas de noche para que realicen un servicio por la tarde y al acabar comiencen con su jornada laboral ordinaria. Desde la empresa se llama a personas que han comenzado sus vacaciones para que en ese periodo cubran el servicio».

Además, afirman que cada día acuden entre 7 y 12 personas a realizar horas extraordinarias.

Denuncian que la empresa muestra una «nula preocupación sanitaria. No son pocas las ocasiones que venimos denunciando que por parte de la empresa no se tiene sensibilidad por los trabajadores y sus condiciones higiénicas y sanitarias. Más de un año se ha tardado en conseguir que el Ayuntamiento (que no la empresa) nos colocara unas mamparas protectoras como barrera de protección colectiva para combatir el SARS-CoV-2. No obstante como nunca ha tenido intención de proteger a sus trabajadores se hizo un mal diseño de las mismas y en el 90% ya están rotas o les falta alguna parte que seguimos a la espera de su arreglo y nueva colocación. Nos da mascarilla reutilizable que obliga a que la lavemos nosotros cuando la inspección de trabajo mediante un requerimiento dice claramente que es obligación de la empresa su lavado y desinfección». Añaden que «la higiene, limpieza y desinfección diaria de los 62 coches la realiza una única persona subcontratada. Es completamente imposible que le dé tiempo».

Los trabajadores también piden aseos en las cabeceras de línea. «Llevamos años luchando por la implantación de unos aseos en las cabeceras que por unas cosas u otras nunca llegan y son de vital importancia para todos los trabajadores de Salamanca de Transportes. Es gravísimo que el gerente de esta empresa tenga tan poca empatía y en reunión de comité de Seguridad y Salud diga que los trabajadores ‘meáis en la puta calle como se ha hecho siempre’. Es tal el despropósito que niega la entrada a los conductores a los baños de las oficinas de Gran Vía y nos envía al Mercadona que, según dice, están limpios y desinfectados».

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Esto es lo que pasa cuando un ayuntamiento como el de Salamanca le regala los servicios públicos a amigotes, además de no fiscalizar lo que hacen las empresas concesionarias y permitirles todo tipo de tropelías. El dinero público a servicio de empresas que no respetan a sus trabajadores y que quieren ganar dinero a costa de los derechos de estos. Pasa en los autobuses urbanos, pasa en las piscinas, pasa en los colegios, le está pasando a los de la ORA y también a los barrenderos y a los jardineros, es una vergüenza.

Deja una respuesta

Botón volver arriba