fbpx
LocalPortada

«Estamos mal considerados, mal pagados y en unas condiciones laborales de otro siglo»

Nace en Castilla y León el sindicato de Trabajadores de Ambulancias de Castilla y León -Sambucyl-

 

La idea de crear un sindicato de Trabajadores de Ambulancias de Castilla y León -Sambucyl-  surge porque un grupo de trabajadores del ámbito de transporte sanitario se dan cuenta que los sindicatos más representativos en Castilla y León dentro del sector, CCOO y UGT, «no trasladan nuestras reivindicaciones al tener una estructura sindical, a la que tienen que atender, y al final están sujetos a pactos intersectoriales que creemos les atan mucho a la hora de poder negociar», explica Ángel Hernández, que junto a José Ramón Martín y Francisco Suárez, han promovido la creación de Sambucyl.

Sambucyl  es un sindicato nuevo, que quiere crecer. «De momento, no tenemos ninguna representación porque no ha habido elecciones sindicales. Nuestro ámbito de actuación está suscrito a Castilla y León. Hemos nacido en Salamanca y tenemos la ambición de crecer», puntualiza Hernández.

Empezaran una campaña de divulgación del sindicato para que los compañeros que estimen oportuno se afilien.

«Pretendemos trasladar problemáticas reales. Nuestros futuros afiliados, y el resto del sector, tenemos una mejoras importantes que hacer desde el punto de vista de las condiciones laborales y es donde queremos trabajar», matiza Hernández.

El sindicato nace para darle cobertura a todo lo que engloba el convenio colectivo del transporte sanitario, desde director de área, mecánico, telefonista, jefe de equipo, médicos, enfermeras, técnicos,… cada uno dentro de su grupo profesional.

Ánggel Hernández, portavoz del sindicato de Trabajadores de Ambulancias de Castilla y León
Ánggel Hernández, portavoz del sindicato de Trabajadores de Ambulancias de Castilla y León.

Una reivindicación base que tienen es que su salario se ha quedado atrás. «Se nos pidió responsabilidad con la crisis del 2008, en el año 2010 teníamos prevista una subida salarial del 11%, puesto que veníamos de muy atrás, al cual renunciamos por una responsabilidad que se nos demandaba. Actualmente, tenemos el mismo salario de 2012, pero en estos años ha habido una inflación de un 7% y una pandemia. Se nos pidió responsabilidad en la pandemia, hemos estado en primerísima línea, porque éramos los que transportamos a los pacientes desde sus casas a los hospitales. Hemos ido a sus domicilios, los hemos bajado en ascensor, los hemos transportado en ambulancia,… remarcamos esto, para que se vea en las condiciones de espacio en las que nos hemos movido con los pacientes», señala el portavoz de Sambucyl.

Durante este año y medio de pandemia, han tenido compañeros que se han infectado, como todos los del sector sanitario, «sin embargo a nosotros no se nos ha reconocido nunca nada, sí a los médicos, enfermeras,… nunca ha habido un técnico en transporte sanitario. Eso crea un malestar importante entre los compañeros. Como sindicato comenzaremos a hacer una campaña para que se nos reconozca», adelanta Hernández.

La Ley de Profesiones Sanitarias no se les reconoce expresamente, «nos menciona dentro de resto de profesiones que estudian Formación Profesional dentro de la rama sanitaria. Sin embargo, sí hay otras ramas, con el mismo nivel, que los menciona expresamente, como son los técnicos de cuidados de enfermería o de farmacia. Creemos que una de las primeras reivindicaciones sea que se nos reconozca expresamente como sanitarios, para ello, vamos a solicitar una reunión con el gerente regional de Salud Manuel Mitadiel, para que nos oiga. Espero que no se esconda detrás de las medidas sanitarias. Entiendo que en la Consejería de Sanidad habrá salas aireadas, con ventanas y seguro que ya estamos todos vacunados», cuenta el portavoz de Sambucyl.

En esa reunión, lo que quieren exponer es:

  • Reconocimiento institucional como sanitarios
  • Reconocimiento de nuestra aportación a la sociedad en esta pandemia y en otras situaciones Reconocimiento para que Sacyl adecue las zonas donde estamos, descansamos,… ,
Ánggel Hernández, portavoz del sindicato de Trabajadores de Ambulancias de Castilla y León
Ánggel Hernández, portavoz del sindicato de Trabajadores de Ambulancias de Castilla y León.

Creen que las mejoras en las condiciones laborales pasan porque la Consejería de Sanidad se dé cuenta de que los contratos con las empresas, actualmente no son los adecuados.

«Tenemos un modelo de transporte sanitario caduco, que hay que reformar en su modelo», reclaman y explican que el despliegue de ambulancias de Castilla y León es el mismo de hace 16 años, la población de la región está envejeciendo en las zonas rurales y en las capitales. «Ese envejecimiento de la población lo tenemos que poner en el transporte sanitario, que demanda mucho más que las personas jóvenes, que además se están yendo»

Además, apuntan que están aumentando las residencias en las pequeñas poblaciones, que demandan más transporte sanitario. Asimismo, creen que el modelo es caduco porque englobar urgencias y emergencias, con el transporte sanitario convencional, con la actual legislación de contratos públicos es muy rígida. «Al final todas las ambulancias están ocupadas y cada vez que hay una emergencia, puede que no haya ambulancias y eso es muy grave».

Desde Sambucyl se han dado cuenta que la flexibilidad en los contratos entre las empresas concesionarias y la Administración, impiden la movilidad de las unidades para que puedan atender de manera flexible esas circunstancias. «Entendemos que ahora que se va a acabar el contrato con la empresa adjudicataria, que es un grupo empresarial que actualmente tiene a toda Castilla y León, es el momento de poner encima de la mesa que este modelo hay que cambiarlo. Hay que ir a un modelo con las distintas empresas en el que no se valore solo la mejor propuesta económica, porque hemos visto que la propuesta económica siempre va a costa del trabajador y por extensión de los usuarios».

Son conocedores de que en muchos casos son el primer acceso que tienen los usuarios al sistema público de salud, no solo castellanos y leoneses, también las personas de paso. Pero, también reconocen que el sistema es una cadena y ellos son el eslabón más débil. «Estamos mal considerados, mal pagados y en unas condiciones laborales de otro siglo o de otras latitudes. De aquí en adelante a trabajar, que es nuestro objetivo», concluye Ángel Hernández de Sambucyl.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba