fbpx
Sucesos

Samuel «se tapaba la cara, pedía ayuda y solo quería huir del lugar»

Nuevas revelaciones sobre el crimen homófobo de Samuel en A Coruña

El levantamiento del secreto de sumario del asesinato de Samuel ha dado lugar a nuevas revelaciones sobre este caso.

De hecho, el comisario jefe de la Brigada Provincial de la Policía Judicial de A Coruña y responsable de la investigación, Pedro Agudo, ha dado a conocer nuevos detalles, tal y como publica 20 Minutos.

En la agresión participaron entre 6 y 8 personas y puede haber más detenciones; en casa de uno de los menores hallaron una especie de navaja con la que pudieron herir a Samuel, además de con los puños y una botella rota.
Según la investigación, el primer agresor le dio puñetazos en la cara y el segundo le hizo un mataleón (una llave de estrangulación) para tirarlo al suelo. «En ese momento, el agresor número uno se pone a horcajadas encima del cuerpo de Samuel y le golpea con los dos puños en la cara», señala el comisario.
El ataque se produjo en tres fases hasta acabar con la vida de Samuel. » La primera parte es en la filmación. Ahí se produce la agresión primera del número uno, el ‘mataleón’ del número dos y la agresión de los dos. La segunda fase es cuando se van moviendo hacia la Avenida de Buenos Aires 2, donde ya le van golpeando varios. La tercera es el punto final donde pierde la conciencia y la última fase del posible asesinato.  Ibrahima (un senegalés que salió en su defensa) lo cubre todo el tiempo y le ayuda a cruzar la calle», señala el jefe policial.
Samuel se protegía a duras penas, «se tapaba la cara, pedía ayuda y solamente quería huir, quería escaparse del lugar». De todo esto hay constancia grafica por las cámaras de vigilancia y los móviles de los implicados.
Los principales agresores «se juntaron más tarde en un parque de la ciudad sin saber que habían matado a Samuel, pero también sin arrepentimiento y sin tener mala conciencia por lo que habían hecho. Estamos ante una situación de máxima agresividad y violencia. Probablemente tengamos que hacer una reflexión profunda», señaló el comisario. El detenido número uno del primer asalto fue el que le llamó «maricón». Y ahí comenzó la muerte de Samuel.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba