fbpx
LocalPortada

Está de moda convertir locales vacíos en trasteros y viviendas en Salamanca

Constructoras y propietarios aseguran que hay que darle una segunda vida a los locales que llevan años cerrados

 

Muchos locales destinados al uso comercial llevan años sin ser ocupados. Sus propietarios buscan salidas a este problema y parecen haberlo encontrado. Transforman estos establecimientos en trasteros o viviendas

Por: David García-Cervigón Romero de Ávila

Muchos de los propietarios de los locales son inversores. «Cuando lo transforman a vivienda suele ser casi siempre para uso turístico más que para vivienda habitual», señaló Felisa Redondo, de Urbis Gestión Inmobiliaria. Los trasteros van destinados al alquiler para los vecinos de la zona o para venta a estos mismos.

Los establecimientos suelen estar a pie de calle o en entreplanta. «La transformación a viviendas se concentran en la zona centro, antiguas entreplantas que eran oficinas», dijo Felisa Redondo. Los trasteros también se encuentran en el mismo espacio de Salamanca, «eran locales que no tenían visibilidad a calles principales, pero están más esparcidos por toda la ciudad», apuntó Felisa Redondo.

La frecuencia de esta práctica viene siendo habitual especialmente en los últimos cuatro años. «Es algo que en las ciudades grandes se lleva haciendo muchísimo tiempo. En Salamanca se solicitan muchos cambios desde que la ley se adaptó para permitir este tipo de transformaciones», manifestó Manuel Prieto, presidente de Aescon.

Varios locales vacíos en una calle de Salamanca. ARCHIVO.

En cuanto al precio de los nuevos trasteros, «son caros, porque están muy requeridos, especialmente en el centro. Los pisos cada vez son más pequeños y necesitas dónde almacenar cosas», concluyó Felisa Redondo. Muchos propietarios ven esta práctica como una manera sencilla de incrementar la rentabilidad.

El precio de los pisos producto de estas transformaciones varían. «Depende de la calidad con la que quieras diseñarlo», dijo Manuel Prieto.

Los trámites para cambiar el uso de estos locales a viviendas son sencillos. «Hay que hacer un proyecto y solicitar la licencia de cambio de uso en el ayuntamiento. Debe cumplir los requisitos de habitabilidad que se exigen a una vivienda. Es como cualquier obra», explicó Manuel Prieto.

«Es más, la tramitación la están favoreciendo. Tenemos que ser conscientes de que muchos de los locales que se cerraron no se volverán a abrir nunca y esta es una muy buena salida», destacó Manuel Prieto, presidente de Aescon.

Varios locales vacíos en una calle de Salamanca. ARCHIVO.

Pero las viviendas poseen dos dificultades que las transformaciones a trasteros no sufren. Primero, no se pueden construir más viviendas de las permitidas para esa manzana por la ley.

Y segundo, como explica Manuel Prieto: «esta transformación tiene que estar contemplada por los estatutos de la comunidad. Normalmente suelen ser genéricos, pero hay veces que hay que pedir autorización a las comunidades y puede ser que no quieran. Hay que analizar caso por caso».

La tendencia de estas transformaciones que habría aumentado en los últimos años, Manuel Prieto considera que seguirá en esta línea. «Hay locales que llevan cerrados muchos años y hay que buscarles una salida. Esta es la más rápida. El antiguo uso comercial que tenían es probable que nunca más lo vuelva a desempeñar», concluyó el presidente de Aescon.

Para ver la galería de fotos de locales vacíos sigue la flecha. 

Paseo del Rollo (1 de 1)-3

 

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Esta «moda» la invento Madrid y les puedo asegurar que existen autenticos «zulos» , sin celulas de habilalidad a `precios muy muy altos y con la complicidad de las autoridades municiples que no vigilan y controlan estas troplias Claro que como es la capital de la «libertad» cada uno que realice lo crea mas oprtuno aunque sea ilegal.

Deja una respuesta

Botón volver arriba