fbpx
LocalPortada

Denuncian que de noche “Comuneros es una pista de competición”

La asociación de Vecinos de Comuneros advierte del deterioro en el parque Picasso, en las aceras de varias calles del barrio, la necesidad de colocar un radar y más semáforos

 

El barrio del Rollo suma diferentes problemas que desde la Asociación de Vecinos Los Comuneros ponen de manifiesto. Protestan por el estado enfermizo de los árboles del parque Picasso, por tres calles cuyas baldosas llevan décadas sin reponerse y por la necesidad de un radar y un semáforo en la Avenida Comuneros

Por: David García-Cervigón Romero de Ávila

«Los árboles del parque Picasso están enfermos y arrojan una melaza que es como el aceite», protesta Marisol Martín, presidenta de la asociación de vecinos Los Comuneros. Con el calor, esta melaza cae al asfalto y provoca problemas a los paseantes y a los usuarios de la zona verde.

Las personas no pueden pasear por las aceras, sus ropas se manchan. Los bancos del parque quedan impregnados de este aceite e impide a los viandantes sentarse a descansar. Incluso los pies se pegan al pavimento al caminar. «Es lamentable ver esta imagen», dijo Marisol Martín.

Ya se han caído hasta tres árboles del parque como consecuencia de la enfermedad. «Hace un año se desprendió uno a las seis de la mañana. Si cae por la tarde cuando la zona está llena de niños tendríamos que haber lamentado una desgracia», manifiesta la presidenta de la asociación Los Comuneros.

Desde la asociación denuncian que las medidas que toma el Ayuntamiento para salvar el lugar más icónico del barrio del Rollo “son mínimas. Para que los árboles no arrojen esa melaza hay que tratarlos cuatro veces al año, según me dijo un técnico. Pero solo los han tratado una vez y así están”, informa Marisol Martín.

Las otras medidas que se han llevado a cabo desde el ayuntamiento han sido cortar algunos árboles y prometer un plan de choque para sustituir los árboles enfermos. “La peor es la acera de la calle Pontevedra. La melaza cae al suelo y la superficie queda negra. Pisas y te pegas al pavimento”, lamentó Marisol Martín.

Las tres calles que solicitan una intervención desde la Asociación de Los Comuneros son: la calle Paloma, del Ángel y Tarragona. “Llevan sin cambiar las baldosas desde décadas, cuando llueven se desprenden. Son calles tercermundistas”, manifiesta la presidenta de la asociación Los Comuneros.

La necesidad de imponer un radar en la Avenida Comuneros la relacionan con la insuficiente medida de haberse colocado una señal de 30km/h. “No la respetan. Hay muchas personas que viven en los chalés de cabrerizos y por la noche la avenida se transforma en una competición. Pasan a velocidades de vértigo y un día van a matar a alguien”, lamenta Marisa Martín.

Desde la asociación de vecinos apuntan que a la altura número 42 de la Avenida Comuneros se producen muchos accidentes. “Pedimos la instalación de un semáforo en este punto”, concluyó Marisa Martín, presidenta de la Asociación de Vecinos Los Comuneros.

Para ver la galería de imágenes con el deterioro de calles y parques del Rollo, sigue la flecha.

Parque Picasso (1 de 1)-16

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Todos los días pasan por la avenida coches a mucha velocidad, creyéndose que están en una autopista, cualquier día tenemos que lamentar una desgracia. Debería colocarse un radar. También en la rotonda del parque picasso se ponen a hacer trompos y a pegar frenazos.

Deja una respuesta

Botón volver arriba