fbpx
Economía

CSIF teme que los fondos para financiar el mutualismo sean insuficientes

Hacienda renueva el concierto con las aseguradoras sanitarias, como reclamó CSIF

 

El Ministerio de Hacienda ha autorizado un fondo de 3.571 millones de euros para renovar el concierto con las aseguradoras sanitarias que prestan servicio a la mutualidad de funcionarios, tras las quejas de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF)

 

No obstante, desde CSIF – sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado– ven con preocupación que el presupuesto asignado al concierto no sea suficiente para compensar la situación de marginación que ha sufrido la entidad a la hora de hacer frente al Covid. Debemos recordar que mientras que las CCAA recibieron 16.000 millones de euros para adaptar su asistencia sanitaria a la pandemia, Muface no vio modificado su presupuesto para que la asistencia sanitaria de los y las mutualistas también pudiera hacer frente a las consecuencias del virus.

En este sentido, «tememos que las aseguradoras intenten minimizar el coste del servicio y por tanto redunde en la calidad de las prestaciones o en la continuidad del concierto, lo que supondría que el funcionariado que recibe atención sanitaria a través de ellas se viera en una situación muy comprometida, teniendo en cuenta, además, las dificultades y los recursos limitados del Sistema Nacional de Salud, seriamente tensionado por la pandemia», explican.

Por este motivo, desde ya, CSIF va a vigilar la calidad en la prestación sanitaria, atenderemos las quejas de los usuarios y nos reservamos las acciones necesarias para defender este modelo si se producen retrasos, disfunciones o recortes en las prestaciones.

Desde CSIF quieren dejar claro que no van a consentir que se deje morir de inanición al mutualismo administrativo y que no van a admitir la pretensión de Unidas Podemos de eliminar paulatinamente el modelo Muface, Mugeju e Isfas. Por ello, reclaman una reunión a la ministra de Hacienda para que les ofrezca garantías de futuro.

Además, desde ya, CSIF va a vigilar la calidad en la prestación sanitaria, «atenderemos las quejas de los usuarios y nos reservamos las acciones necesarias para defender este modelo si se producen retrasos, disfunciones o recortes en las prestaciones».

CSIF recuerda que las mutuas nacieron para corregir una discriminación que padecían los funcionarios respecto al resto de ciudadanos españoles y que la atención sanitaria que realizan estas entidades se presta bajo las condiciones que establece la Administración Pública en el concierto con las aseguradoras, que son diferentes a las ofertadas en un seguro privado y están enmarcadas en las prestaciones de la Cartera Básica del Sistema Nacional de Salud.

Por ello, en CSIF van a seguir siendo centinelas de este modelo. Se trata de un derecho de los funcionarios mutualistas y es una obligación del Gobierno mantenerlo para garantizar una asistencia sanitaria con el mismo nivel de calidad que en la sanidad pública.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba