fbpx
LocalPortada

Afloran nuevos desajustes y errores en el hospital nuevo

Ahora afectan a los aseos de los pacientes, los lavacuñas y las meriendas

El traslado del Virgen de la Vega y del Clínico al nuevo Hospital Universitario de Salamanca continúa a su ritmo.

 

Con la mudanza se han producido algunos desajustes, como funciones que antes no existían que se asignan al primero que pasa por allí, cierto descontrol con los pacientes citados para operarse, y han aflorado algunas carencias.

No solo con las puertas de los aseos de los profesionales, sino con los aseos de las habitaciones de los pacientes.

 

Nuevas ‘perlas’ que denotan cierta precipitación por acabar las cosas y ponerlas en marcha cuando alguien no ha hecho bien su trabajo.

 

Por eso es difícil explicar que en las duchas, cuando el paciente no pueda hacerlo de pie y tenga que sentarse, la lluvia del agua no el alcanzará, o como mucho, llegará a una parte de sus piernas si las acerca un poco.

Además, alguien ha comprado las cuñas (esos dispositivos tan útiles para hacer tus cosas cuando no te puedes levantar de la cama: ellos solo aguas mayores y ellas, mayores y menores) más grandes que el lavacuñas y no caben. Eso, sin olvidar que los lavacuñas ya están oxidados y apenas sí se han estrenado.

Por último, estos días los pacientes han llegado a recibir la merienda sin un triste plato para hacerlo todo algo más llevadero.

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Esta todo el hospital mal hecho no hay algo q agrade o q este bien hecho…… Los vestuarios además de no tener los suficientes están todos para un lado…. La sala de espera de urgencias es demasiado pequeña…. El servicio de urgencias es tal abierto q no tienen intimidad los enfermos….. Y así seguiría escribiendo un montón de cosas…… Yo lo tiraría y lo volvía hacer.. No es nada funcional…. Pasillos muy grandes pero luego poco espacio… Para una ciudad grande donde se contrata más personal esta bien… Pero para salamanca se le queda grande.

Deja una respuesta

Botón volver arriba