fbpx
Sucesos

Una niña de 11 años, embarazada tras ser violada

Se reabre el debate sobre el aborto en Bolivia

El agresor, el abuelastro de la afectada, ha sido encarcelado. Por su parte, la niña se encuentra ingresada en un hospital materno, con 21 semanas de embarazo.

La denuncia fue interpuesta en el municipio de Yapacaní (región de Santa Cruz). En esta localidad la menor vivía bajo el cuidado de su abuelastro de 61 años. Según ha contado a EFE la directora ejecutiva de la Casa de la Mujer, Ana Paola García, la niña le contó a una prima “que sentía unos movimientos extraños en su vientre”.

Según el testimonio de García, la madre de la niña pidió inicialmente la interrupción del embarazo. Sin embargo, debido a lo que califica como la “injerencia” de una organización de la Iglesia católica, la madre renunció a dicha interrupción, a pesar de que la niña había manifestado que “no quiere ser madre”.

El ministro de Gobierno (Interior) del país ha expresado que, si la menor decide interrumpir el embarazo, “se le debe generar todas las condiciones materiales para que así lo tenga”. “No podemos tolerar este tipo de conductas dentro de nuestro país y no podemos destruirle la vida a una niña de 11 años”, concluyó.

Por su parte, la Iglesia católica ha ofrecido, en un comunicado, “acogida y atención a la niña y a la criaturita que tiene en su vientre”, y se ha decantado por “salvar, cuidar y apoyar con amor las dos vidas”.

La legalidad permite el aborto en Bolivia desde 1970 bajo condiciones de delitos de carácter sexual, para lo que se requería una orden judicial. Sin embargo, desde el fallo constitucional de 2014 solamente es necesaria la fotocopia simple de la denuncia, explica García.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba