fbpx
LocalPortada

Los trabajadores de las concesionarias municipales, despreciados

La dejadez del PP impide actualizar sus salarios desde 2012, mientras ceba a las empresas

El retraso injustificado en la licitación y adjudicación de los contratos por parte del Gobierno municipal del PP está perjudicando a los empleados de las concesionarias. Mima a las empresas, como la del bus (700.000 euros más al año) y se desentiende de los trabajadores.

 

Los trabajadores del servicio de recogida de residuos y limpieza viaria y del servicio de autobús urbano llevan años esperando recuperar el poder adquisitivo perdido desde 2012.

El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Salamanca expresó este miércoles su respaldo a las reivindicaciones de los trabajadores de las empresas concesionarias que llevan años reclamando, a través de la representación sindical, la recuperación del poder adquisitivo perdido desde 2012, como consecuencia de acuerdos de congelación salarial u otras circunstancias.

De entre todos los contratos, destacan el de servicio de limpieza viaria y recogida de residuos y el de los conductores de autobús al afectar a un mayor número de trabajadores.

Las actuales empresas concesionarias han supeditado la recuperación de los salarios de los trabajadores a las nuevas adjudicaciones de los servicios municipales, lo que depende de los ritmos de licitación marcados por el equipo de Gobierno del PP en el Consistorio salmantino.

En este sentido, los responsables municipales iniciaron el proceso de licitación del nuevo contrato de limpieza viaria y recogida de basuras en noviembre de 2020, meses después de que finalizara el contrato que aún continúa vigente para la prestación del servicio, sin que, según datos publicados en el perfil del contratante, se haya resuelto, cuestión que está retrasando los preacuerdos firmados entre la representación sindical y la actual empresa concesionaria.

Asimismo, en el caso del contrato del autobús urbano, anulado por el Tribunal de Justicia de Castilla y León, todavía no se han aprobado los pliegos de la nueva contratación, aunque sí se produjo en el último Pleno municipal una modificación sustancial que afectaba al precio por kilómetro y suponía un sobrecoste de más de 700.000 euros al año sin que, hasta el momento, ese incremento haya repercutido positivamente en las nóminas de los trabajadores.

Los concejales socialistas expresan su apoyo a la labor que cada día realizan los empleados municipales y los de las empresas concesionarias, «con mención especial a quienes durante la pandemia demostraron la esencialidad de su trabajo para que la ciudad de Salamanca tuviera garantizados sus servicios básicos», y apremian al Gobierno municipal a propiciar acuerdos para garantizar la recuperación del poder adquisitivo de los trabajadores, «empezando por concluir en un caso e iniciar en otro los procesos de licitación y adjudicación de los contratos cuya duración ha excedido los plazos contractualmente previstos».

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba