fbpx
LocalPortada

Las averías de los coches por ir a 30 km/h

La reducción de la velocidad en Salamanca deja menos accidentes, que es el principal objetivo, y algunas dudas

El sector de los talleres está viviendo un momento agridulce. Frente a las buenas cifras que manejan, llegando a alcanzar niveles anteriores a la pandemia, se encuentran la falta de trabajadores y suministros que amenazan con frenar la recuperación de las empresas.

Sergio Pérez, presidente de la Asociación de Empresarios Salmantinos de Automóviles y Talleres (AESAT) se muestra optimista en lo referente a los talleres, porque “existe un movimiento importante en ellos. A pesar de la crisis de componentes y semiconductores, llevan el tema de la facturación por buen camino. Se está cumpliendo con las expectativas y los objetivos que se habían marcado”. Sin embargo, ante la venta de automóviles se muestra más preocupado, ya que “como consecuencia de la crisis de los semiconductores, se han desplomado las ventas en los últimos meses”, explica.

La reducción a 30km/h

Desde el pasado mes de mayo, más de un 80% de las calles de Salamanca cuentan con un límite de velocidad a 30km/h. Esta medida se adoptó para velar por la seguridad vial y el medio ambiente. Se consideraba que, gracias a ella se reducían la siniestralidad y los atropellos, así como las emisiones. Pérez afirma que “si sirve para salvar vidas, bienvenida sea”. Sin embargo, reprocha que en el planteamiento de esta medida “no se contó con la Asociación de Talleres y Concesionarios. Tanto a nivel local, como a nivel provincial, regional e incluso nacional”.

La implantación de la medida ha generado cierta controversia, y hay quienes defienden que puede afectar a la actividad de los talleres. A pesar de ello, el presidente de AESAT explica que, en carrocería “estamos trabajando muy bien y no hemos notado una gran incidencia. No sabría decir cuánto nos ha afectado, pero muy poco”. También se ha cuestionado la efectividad de la limitación de velocidad respecto a las emisiones. Puesto que en velocidades bajas los coches “necesitan ir en marchas más cortas, y emiten más CO2. Entonces tampoco existe un estudio fehaciente que diga 100% que con esta medida se reducen las emisiones”, apunta.

Por su parte, la limitación a 30km/h también ha recibido críticas, y ha habido una gran discusión sobre si se producen más averías en los vehículos. Especialmente en temas de emisión, escape y filtros de partículas. Respecto a ello, Pérez afirma que “no tenemos constancia de que se haya incrementado el tema de las averías. Los coches no se tienen que averiar por circular a 30km/h. Muchas veces no es que se averíen, es que hay que regenerar el filtro de partículas, que consiste en circular durante un tiempo determinado a mayor velocidad”.

Aunque matiza que “los vehículos de combustión con una antigüedad superior a los 8 o 10 años, tienen unos sistemas de catalizadores y filtros de emisiones de partículas que pueden ser más propensos a las averías por circular en marchas cortas. Pero en motores más modernos tampoco hay una incidencia más importante y no suelen dar problemas. En cuanto a marcas no hay grandes diferencias entre unas y otras”.

Reivindicaciones del sector

Estas empresas también están sufriendo la falta de mano de obra. Este problema, que está afectando a numerosos sectores, se está dejando notar especialmente en este caso, en los puestos de chapistas. “Hay mucha demanda de profesionales del sector de la carrocería, mayormente. Y hay pocas personas preparadas para realizar esas funciones”, expone Pérez.

Hay otro aspecto que desde la AESAT califican como “muy importante” y están haciendo una campaña muy activa para darle visibilidad. Se trata de la libre elección de taller por parte del cliente, y la obligación para la compañía aseguradora de respetar esa elección. “Creo que es muy importante ponerlo de manifiesto. Porque el cliente tiene el derecho a conocerlo y el derecho a reparar su vehículo en el taller que elija. Y esto no debe suponer ningún incremento en la póliza de cara a la siguiente renovación, porque sería totalmente ilegal”, argumenta el presidente.

Respecto a las Administraciones, reprochan la falta de consenso con las asociaciones a la hora de tomar decisiones. “Está bien que a nivel nacional existan asociaciones potentes. Pero a nivel local y regional es importante que se reúnan con nosotros porque pueden transmitir hacia arriba las inquietudes del sector”.

Por último, hacen una petición con relación a la subida de los tramos impositivos. Que se interrumpió hace unos meses porque en el sector de la automoción se habían reducido las matriculaciones. Posteriormente surgió el problema de la escasez de semiconductores, lo que ha supuesto retrasos en la entrega de vehículos, puesto que las fábricas no producen. Por lo tanto, desde la AESAT solicitan “que haya un receso y que no entre la nueva normativa en vigor en enero. Sino que se permita que la demanda retenida y las entregas de vehículos que no se han podido hacer en 2021, se realicen en 2022 sin que se vean afectadas por la subida de impuestos”.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba