fbpx
LocalPortada

Alerta por la oleada de robos a personas mayores en Salamanca

Los ladrones contactan con sus víctimas en el portal de la casa se hacen pasar por asistentes social, voluntarios de Cruz Roja o trabajadores municipales

 

Espera a la víctima propiciatoria en el portal, cuando la elige ya no la suelta. El embaucador es educado y simpático. Se presenta como que es un trabajador del Ayuntamiento que viene a comprobar la presión del agua, pero también pueden hacerse pasar por asistentes sociales o voluntarios de Cruz Roja

Una vez que ha convencido a la persona de que van a comprobar la presión del agua, sube en el ascensor junto a ella y ahí mismo le dice: ‘Ya que voy con usted, comienzo por su casa’. Lo deja entrar, porque se ha ganado su confianza y no le ha dado tiempo a pensar.

La víctima abre la puerta de su casa y va encendiendo las luces. No se da cuenta que el desconocido entra tras ella y hace como que cierra la puerta principal, pero la deja abierta para que entre detrás el compinche. Llegan a la cocina y lo primero que hace este ‘operario’ es cerrar esta puerta, «porque así se ve mejor la presión del agua». Es la excusa que pone.

Mientras abre y cierra el grifo va indicando que hay poca o mucha presión. Después sale para ver dónde está el contenedor, o lo que es lo mismo, para comprobar si su compinche ya ha tenido tiempo de husmear por armarios y cajones. Una vez que está seguro de que han desvalijado a su víctima, la presión del agua en el grifo es óptima.

La persona mayor se da cuenta que le han andado en la habitación principal mucho después, cuando ve que le falta dinero y las mejores joyas de su joyero, porque solo se han llevado las buenas. Lo que le coge en el bolsillo.

En este caso se ha hecho pasar por un trabajador del Ayuntamiento que va a comprobar la presión del agua, pero también pueden hacer creer a sus víctimas, en su mayoría personas mayores, que son voluntarios de Cruz Roja que les van a hacer una visita o asistentes sociales para comprobar si están bien.

Desconfíen de las personas que se hacen pasar por operarios del agua, gas, luz o voluntarios que se encuentren en el portal, por muy simpáticos y educados que pueden mostrarse, porque tanto las instituciones como las administraciones suelen avisar al presidente de la comunidad si se hacen o no comprobaciones en las instalaciones del bloque y la organizaciones, como puede ser Cruz Roja o Cáritas, también suele llamar previamente, no se presentan en sus casas sin avisar.

No obstante, la policía está sobre la pista y anda detrás de esta banda para desactivarla.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba