fbpx
LocalPortada

La mejor receta para la Navidad

Sanidad y la Junta piden limitar el número de participantes en las reuniones familiares

El Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), perteneciente al Ministerio de Sanidad, acaba de recomendar a la población que limite el número de participantes en las celebraciones familiares de Navidad, ante la incertidumbre generada por la aparición de la variante Ómicron. La Junta se ha sumado este miércoles a estas recomendaciones, porque la principal causa de contagios sigue siendo la vida familiar.

 

Debido al contexto epidemiológico actual, y a las incertidumbres asociadas a la variante Ómicron, el centro de alertas recomienda continuar aumentando los porcentajes de cobertura vacunal y la administración de dosis de refuerzo en poblaciones diana, así como mantener y enfatizar el cumplimiento de las medidas de control no farmacológicas.

La implementación precoz de las medidas de prevención «es fundamental», según indica. Estas incluyen: el uso adecuado de mascarilla, la distancia interpersonal, la ventilación adecuada en los espacios cerrados y la higiene de manos.

Además, recomienda «establecer límites en el número de participantes en eventos públicos y sociales, especialmente durante las celebraciones de las fiestas navideñas».. Se recomienda igualmente en este momento, intensificar las medidas de control y seguimiento de las personas procedentes del sur de África.

La variante Ómicron de momento se ha detectado en casos puntuales en España y Europa, aunque hay indicios de presentar una mayor ventaja basada en un aumento de su transmisibilidad en comparación con la variante Delta, así como la posibilidad, a priori, de que esta variante esté relacionada con la reducción de la efectividad de la vacuna y una mayor probabilidad de reinfección.

El número de personas en España procedentes del cono sur africano está en torno a 75 personas al día, y también es posible que aparezcan casos de viajeros procedentes de otros países.

El centro de alertas indica que el riesgo de nuevas introducciones en España se considera muy alto. «El riesgo de diseminación se considera alto. Se desconoce la efectividad vacunal respecto a esta variante, por lo que si presenta escape inmunitario podría afectar tanto a personas vacunadas como no vacunadas, aumentando de esta forma el impacto. Por el momento no se ha comunicado una asociación de la variante Ómicron con casos de mayor gravedad, pero en caso de diseminarse afectaría a un número elevado de personas por lo que se podrían producir casos graves afectando especialmente a los más vulnerables, lo que tendría un impacto alto», explica.

La Junta pide prudencia

Por su parte, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, compartió la recomendación del Ministerio que ha recomendado limitar el número de participantes en los eventos «públicos» y «sociales», especialmente durante las celebraciones de las fiestas de Navidad, al recordar que la principal causa de contagios de COVID sigue siendo el brote familiar. En concreto, en cuatro de cada diez casos, seguido por el mixto y los ocurridos en centros educativos, socio educativos y sanitarios. «Es una recomendación por que este tipo de encuentros no se pueden prohibir al ser un derecho fundamental pero la realidad es que están aumentando los indicadores epidemiológicos», sentenció.

Casado apuntó que es conocido que el riesgo de contagio aumenta con el contacto social, sobre todo si no hay mascarilla, algo que ocurre tanto en los restaurantes como en las reuniones familiares. De ahí que pidiera a la ciudadanía un esfuerzo para intentar limitar, «en la medida de lo posible», los encuentros con las familias en lugares cerrados, más allá de la burbuja habitual. «Soy consciente que llevar la mascarilla es una pesadez pero hay que intentarlo porque, a día de hoy, la primera causa de contagio es el brote familiar. Si esto es así en una época en que aún no hay reuniones familiares, es fácil que se incremente de cara a las Navidades», aseveró.

Pese a ello, la consejera subrayó, según recogió la Agencia Ical, que cabe la posibilidad que la Comunidad se acerque a la «meseta», con la estabilización de positivos de COVID. Puso el ejemplo de Ávila, donde hace unas semanas aumentaron mucho los casos y ahora ha habido una «frenada» tanto en el número reproductivo básico instantáneo (RT) como en la incidencia acumulada de 14 y 7 días. Algo que se puede dar en otras provincias. En todo caso, abogó por la «prudencia» por que es posibles que se vuelva a «disparar» con las reuniones en Navidad.

Variante Delta

La variante Delta supone la práctica totalidad de los casos en estos momentos en España, por lo que el riesgo asociado a esta variante puede considerarse equiparable al riesgo general para SARS-CoV-2. Respecto a otras variantes observadas en fases previas de la epidemia, podría asociarse a aumentos de la transmisión, la gravedad y a discretos descensos de la efectividad vacunal.

Con la variante Delta «el riesgo para la población vacunada se considera muy bajo. Para la población no vacunada el riesgo se considera moderado para la población general y alto para las personas vulnerables no vacunadas».

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba