fbpx
Castilla y León

Mañueco dice que solo asumirá su responsabilidad por la gente

Tudanca le pide que dimita por los casos de corrupción del PP

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, afirmó este miércoles que solo asumirá su responsabilidad por las personas de la Comunidad, no por casos de corrupción política, investigados por los tribunales, como le exigió el socialista Luis Tudanca, que también reclamó su dimisión.

 

Ical.- Fernández Mañueco replicó con “el sanchismo” y el perjuicio de sus políticas para Castilla y León a los argumentos de Luis Tudanca sobre los casos de corrupción en los que presuntamente está implicado el PP, como la compra del edificio de Arroyo (Perla Negra), por el que tendrá que testificar Juan Vicente Herrera, del fustrado polígono de Portillo y ahora los indicios de financiación ilegal en las primarias autonómicas del PP de Salamanca.

“Va a asumir su responsabilidad política por los casos de corrupción vinculados a su partido en Castilla y León”, preguntó Luis Tudanca en el último pleno ordinario de este periodo de sesiones en las Cortes, donde advirtió de que ni les calló ni les va a callar en la denuncia de estos casos de corrupción.

Tras felicitarle por su reelección como líder socialista en Castilla y León, Fernández Mañueco pidió que “se deje trabajar a la justicia” y aseguró que va a asumir sus responsabilidades con las personas de la Comunidad, con la protección de su salud, con las ayudas a las empresas, lo que “ni usted ni Sánchez pueden decir”.

“Para ayudar a la gente lo primero es decencia”, rebatió Tudanca, que agradeció “la cortesía” por la felicitación pero consideró que “no es sincera” cuando durante “mucho tiempo” pidieron que se fuera de la Comunidad, pero añadió que no lo hará “hasta que les eche”. “Lo único que le pido es que no haga trampas en su congreso”, en referencia al cónclave en el que será elegido presidente del PPCyL.

El socialista ironizó con que “ahora va a resultar que la culpa de la corrupción del PP va a ser del sanchismo, es de ustedes del PP” y subrayó que no se alegra de los casos de corrupción en los que está presuntamente implicado el PP. “Me entristece e indigna por Castilla y León, y por ello debería dimitir”, concluyó.

“Viene hoy con sobredosis de sanchismo, es decencia que Sánchez ponga sus intereses por encima de los de España, es decente en los pactos, algunos espúreos”, siguió el presidente en su dúplica, en la que acusó a Tudanca de ser igual que el presidente del Gobierno.

Así, le solicitó que se ponga del lado de los intereses de Castilla y León y no de los del líder del PSOE y le acusó no solo de no tener un modelo sanitario, sino tampoco un proyecto de Comunidad, por lo que, en su opinión, “cubre con sombras oscuras y tenebrosas” su discurso.

Continuó en esa línea de acusar a Sánchez de su falta de liderazgo en la pandemia, en la que ha dejado solas a las comunidades, del reparto injusto de los presupuestos estatales, del abandono a las familias en “el facturón de la luz”, de no acordarse de los agricultores y ganaderos o de torpedear a las empresas con subidas de impuestos.

Al inicio de su intervención, Tudanca recordó que cuando llegó a la Comunidad había un “silencio” sobre los presuntos casos de corrupción e incluso estaba “mal visto hablar de ello”, así como que recibió por ello “llamadas en mal tono”. “Ni me callé entonces ni me callaré ahora”, advirtió.

En esa línea, argumentó como se dijo, por el anterior presidente Juan Vicente Herrera, que Castilla y León no estaba en el mapa de la corrupción, y señaló que recibió una carta del exvicepresidente Jesús Merino, condenado por la Gürtel.

Por último, manifestó que los casos de corrupción se investigan en los juzgados y son estos los que piden 840 millones a los imputados de la trama eólica, entre ellos cinco exaltos cargos de la Junta, y 24 millones a la Junta por responsabilidad subsidiaria, que “deberían pagar a escote con sus socios por cómplices”.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba