fbpx
Sucesos

Los datos que no tienes que dar nunca en internet

Para evitar que te roben la identidad y el dinero

En el contexto actual, los estafadores cuentan con múltiples facilidades para tener acceso a los datos de los usuarios. De esta manera les resulta más sencillo robar dinero de cuentas bancarias, abrir nuevas líneas de crédito o realizar retiradas de dinero no autorizadas. La compañía experta en ciberseguridad, ESET, ha recopilado una serie de consejos que debemos tener en cuenta a la hora de aumentar la seguridad frente a los ciberataques.

  • Utilizar los datos personales sensibles con cuidado, especialmente datos como la fecha de nacimiento, la dirección o los datos bancarios. Algunos como la fecha de nacimiento sólo se deben indicar en caso de que sea realmente necesario.
  • Tener cuidado también durante las llamadas telefónicas con gente desconocida. La persona que debe dar la información es la que llama, no el usuario.
  • Establecer contraseñas seguras. Además, hay que tener cuidado y no dejar que nadie mire cuando te conectas a un servicio online.
  • Evitar realizar transacciones o compartir datos confidenciales cuando se utilizan puntos de acceso Wi-Fi públicos.
  • Mantener actualizados los sistemas operativos y los programas de los dispositivos. Para aumentar la seguridad se puede optar por establecer protección de acceso y cifrado o descargar software de protección desde sitios seguros y legítimos.
  • Tener cuidado al abrir enlaces y archivos adjuntos en los correos electrónicos. Evitar hacerlo especialmente en los mensajes que no verifiquen su autenticidad.
  • Comprobar habitualmente los cargos en la cuenta bancaria, así como los gastos de la tarjeta. Establecer las funciones de notificaciones de las entidades y sus aplicaciones bancarias.

En el caso de ser víctima de un robo de identidad, Josep Albors explica cómo se debe actuar: “Es importante presentar una denuncia ante la Policía y denunciar el robo de identidad a la emisora de la tarjeta de crédito. También es recomendable anular inmediatamente los cargos directos no autorizados. Y, en caso de que se haya transferido dinero desde tu cuenta, informar a tu banco o prestamista y pedir que se bloqueen las cuentas y tarjetas afectadas. Por último, es primordial cambiar las contraseñas de las cuentas afectadas y de todas las demás cuentas en las que se hayan utilizado las mismas credenciales de acceso”.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba