fbpx
Castilla y León

Un camarero riojano reparte 10M€ del primer premio en Soria

El 44469 del segundo premio dejó entre Burgos, León, Segovia, Valladolid y Zamora 1,57 millones, de los que 1,05 fueron a parar a los clientes del bar Ángel de Carpio (Valladolid)

Un camarero riojano del bar Termancia de Soria repartió un total de diez millones de euros del primer premio del Sorteo Extraordinario de El Niño, correspondiente al 41665, al comprar 50 décimos del número premiado en la Administración número 6 de Logroño por encargo de los clientes habituales del bar de la capital soriana donde trabaja

ICAL. Todo se remonta a la previa del Sorteo Extraordinario de Navidad, para el que José Félix Aramayo compró varios décimos en Logroño, de donde es originario, para repartir entre los clientes del bar Termancia de Soria, en el que trabaja. Al tocar 100 euros por décimo, estos clientes le pidieron que jugase ese dinero al mismo número para el sorteo de El Niño, por lo que compró cinco series completas del 41665, llevando con ello la suerte a Soria al repartir un total de diez millones de euros.

Y es que, si no fuese por esa azarosa casualidad, el primer premio hubiese pasado de largo por Castilla y León, cuyas administraciones y despachos receptores de Loterías y Apuestas del Estado, sin embargo, sí pudieron repartir un total de 1,6 millones de euros del segundo y el tercer premio del Sorteo Extraordinario de El Niño, correspondientes al 44469 y al 19467, respectivamente.

La suerte sonrió principalmente a la localidad vallisoletana de Carpio, donde el bar Ángel vendió 14 boletos del segundo premio, repartiendo con ello un total de 1,05 millones de euros entre los clientes habituales e incluso para el propietario, Eduardo Jiménez, “eufórico” tras romper el gafe de las terminaciones en 69 con un premio que “desató la locura” en este establecimiento de la provincia vallisoletana.

El 44469 del segundo premio de El Niño también dejó 150.000 euros en la provincia de Burgos, al venderse por máquina un décimo en la administración Woguen, situada en el número 2 de la calle Pedro Poveda de la capital burgalesa, y otro más en la localidad de Araúzo de Miel, ubicada en la Sierra de la Demanda.

Otros 150.000 euros se consignaron en la provincia de León. 75.000 euros merced a la venta de un décimo en el despacho receptor situado en el número 1 de la calle Covadonga de la capital leonesa, y cuyo propietario, Maximiliano González, se mostró optimista con la idea de repartir “el año que viene el primer premio”. Los otros 75.000 euros cayeron en los puestos nueve y diez del mercado de abastos de La Bañeza, donde se vendió otro décimo agraciado con el segundo premio.

En Zamora la suerte no fue esquiva para el bar Azar de la capital, cuya gerente, María de los Ángeles Rivero, celebró la “publicidad para el negocio” que supone haber repartido 75.000 euros a uno de sus clientes, ni para el mesón El Toreo de Villalpando, que repartió la misma cantidad gracias a la emisión de un boleto del 44469 por terminal.

Segovia fue la última provincia que celebró un segundo premio al repartir 75.000 euros desde la administración de loterías número 7 de la capital, situada en la calle Gobernador Fernández Jiménez, mientras que en Villablino se vendió un décimo del tercer premio, correspondiente al 19467, cuyo propietario resultó agraciado con 25.000 euros.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba