fbpx
Sucesos

El joven de Anchuelo fue asesinado para echarle del piso que okupaba

Pero había pagado por la vivienda

Casi tres años después del asesinato del joven de Anchuelo (Madrid), la Audiencia Provincial ha comenzado este lunes el juicio que dictaminará la culpabilidad o inocencia de los acusados. Por el momento, se ha podido conocer que los presuntos asesinos, acabaron con su vida para echar al joven del piso en el que vivía de okupa.

El abogado de la familia de Iván Toribio, asesinado en febrero de 2019, explicaba al Jurado Popular: “Queremos justicia. Iván murió engañado y de la peor manera que podía morir, solo”. El letrado solicita 25 años de prisión por un delito de asesinato al ser víctima de “una brutal paliza”. En la que fue apuñalado por la espalda con un machete de 55 centímetros. Las investigaciones policiales apuntan a que detrás estaría un clan de etnia gitana, que se dedicaría al cobro de alquileres de viviendas okupadas ilegalmente.

El fiscal Ignacio Stampa ha explicado que mataron a Iván “para pagar la vivienda donde vivía de okupa, pese a que había pagado gran cantidad de dinero”. “Esto no empieza el 16 de febrero de 2019. Venía de antes. Iván vivía en una corrala y llevaba muy poco tiempo. Hubo gente que se quiso aprovechar y le hicieron pagar por una casa okupa para luego quitarle la casa a golpe de cuchillo en el corazón”, ha expuesto.

La familia del joven ha acudido a la sede judicial para reclamar justicia. “Estamos destrozados”, ha explicado uno de ellos. También quieren conocer la causa del crimen y sostienen que Iván no estaba relacionado con mafias okupas, y que vivía en una casa de alquiler por la que había pagado. Su hermano Adán ha explicado que “le pegaron una paliza brutal y dos puñaladas, una en el cuello y otra en el corazón”. “Si te apuñalan con un arma de 55 cm no quieren un final muy bonito”, ha añadido.

El asesinato se produjo el 16 de febrero de 2019, sobre las 18:00 horas, en la casa de un amigo. En el momento del crimen estaban presentas tanto la mujer como la hija de ese hombre. Iván vivía desde hacía diez días en Anchuelo, en un piso cercano al lugar del crimen. Según las investigaciones, el joven fue golpeado en la cabeza y apuñalado en el corazón. Los servicios de emergencias recibieron la alerta a las 18:45, pero a su llegada solo pudieron confirmar la muerte. Las mismas investigaciones apuntan que el clan que le amenazaba pretendía echarle de su piso, en la calle Almendros, para supuestamente realquilarlo a otras personas.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba