fbpx
Local

El alcalde inaugura la escultura de una rotonda

La que se construye en el cruce de Federico Anaya con la Avenida de Los Cedros

El Ayuntamiento de Salamanca está a punto de concluir la rotonda en la intersección de la Avenida de Federico Anaya con la Avenida de Los Cedros y el Paseo de Los Olivos, que desde este miércoles se denomina Glorieta del Voluntariado en reconocimiento a todas las personas que conceden su tiempo libre en favor de los demás.

El alcalde, Carlos García Carbayo, acompañado por representantes de colectivos dedicados al voluntariado en Salamanca, ha dedicado la mañana a inaugurar la escultura dedicada al voluntariado que se ha instalado en el centro, aunque la glorieta aún está en obras y también se ha dado por inaugurada en el mismo acto.

Se trata de una escultura en hierro de más de 7 metros de altura de la artista y diseñadora Coral Corona Pérez ocupa el centro de la Glorieta del Voluntariado. Su título, ‘Recordar’, juega con la etimología latina, ‘recordari, volver a pasar por el corazón’.

Está compuesta por una torre formada por cuatro corazones a gran escala, uno sobre otro, que cobran vida. Cuatro corazones que terminan en el emblema de VoluntaS.

El alcalde, después de una retahíla de cursilerías sobre los voluntarios, destacó que esta glorieta «permitirá dar mayor fluidez a la circulación de vehículos y facilitará el futuro recorrido del autobús urbano hasta el centro de salud Sisinio de Castro (Garrido Norte) una vez que entre en vigor el contrato con el que, además, se pretende acercar los barrios al nuevo hospital a través de este medio de transporte».

El alcalde, rodeado de voluntarios ante la rotonda y la escultura.

Hasta ahora, este cruce era una ‘glorieta partida’ regulada por múltiples ciclos semafóricos que ralentizaban el tráfico en la zona, obligando a la parada para casi todos los giros, además de dificultar el cambio de sentido de los vehículos procedentes del Parque de Garrido y su aparcamiento que acceden a Federico Anaya a través del vial construido durante la reforma del bulevar.

Con una inversión de 196.000 euros, las obras han permitido también añadir sumideros de drenaje y adaptar tapas de pozos, arquetas y sumideros a las nuevas rasantes en las zonas donde se ha modificado el pavimento. Por su parte, el alumbrado público se ha mejorado con luminarias en la nueva glorieta circular central, donde también se han colocado dos cámaras solicitadas por el Servicio de Tráfico del Ayuntamiento de Salamanca.

La escultura. (Ical/Arranz)

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba