fbpx
Cosas de la vida

El síndrome de Cronos… o por qué tu jefe no te asciende

Se trata de una dinámica habitual en las empresas

En ciertas ocasiones los jefes no ascienden a los empleados por miedo a ser reemplazados por ellos. Esto se conoce como síndrome de Cronos, aunque no es un trastorno reconocido, es una dinámica que se produce en las empresas. 

La mitología ha servido desde hace muchos años para nombrar a ciertos fenómenos relacionados con la salud, como trastornos o síndromes. Uno de ellos es el llamado síndrome de Cronos, que se relaciona con el ámbito laboral.

En primer lugar, es necesario explicar contar la historia de Cronos (Saturno para los romanos). Cuenta la leyenda griega que Cronos, titán del tiempo, líder del resto de los titanes y padre de los principales dioses olímpicos, traicionó a su padre Urano (el cielo) para lograr el poder divino. Su traición le hizo temer que a él le pudiera suceder lo mismo. De esta manera, devoraba a sus hijos al nacer. A pesar de ello, su esposa Rea ocultó a Zeus, el último de ellos, y decidió criarlo sin que Cronos se enterase. Al crecer, Zeus acabó cumpliendo los temores de su padre, enfrentándose a él y derrocándole, obligándole a vomitar al resto de su descendencia.

¿Qué es el síndrome de Cronos?

A pesar de no ser una patología reconocida, se denomina así a una dinámica empresarial, y hace referencia a un fenómeno psicológico reconocible. No obstante, no indica un problema de salud en sentido estricto. Con el síndrome de Cronos nos referimos al perfil que adoptan ciertas personas, con cierta autoridad en alguna organización. Esta postura les lleva a dificultar o impedir el crecimiento profesional de su propio equipo, por miedo a que su posición se pueda ver amenazada por ellos.

Este tipo de personas pueden llegar a acreditarse los logros de su equipo, no valorar el esfuerzo de sus trabajadores, ser reticentes a delegar responsabilidades o incluso concentrar en el equipo a personas poco idóneas para ese trabajo. Un comportamiento de este tipo puede generar problemas, provocando sentimientos de frustración en los trabajadores, haciendo que pierdan productividad o incluso generando problemas de salud mental.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba