fbpx
Castilla y León

Mañueco, ante la despoblación, pide al Gobierno que lidere un debate de país

El presidente de la Junta considera que el actual Ejecutivo central no tiene una “política clara en este ámbito”

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, miró este jueves al Gobierno central y también a la Unión Europea, ante los datos de pérdida de población en Castilla y León, para reclamar que lideren un debate sobre el modelo de país que se quiere, si de grandes ciudades o con presencia en el mundo rural.

ICAL. El Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó este jueves las cifras del Padrón Continuo en las que Castilla y León repite como la autonomía con más pérdida de población en términos absolutos el año pasado, ya que a fecha 1 de enero de 2022 tenía empadronadas a 2.370.064 personas, lo que supone 13.075 menos que en el mismo día de 2021.

Preguntado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno por estos datos, Fernández Mañueco defendió las políticas de su Gobierno al mantener escuelas rurales abiertas con tres alumnos o la calidad de los servicios públicos en los pueblos.

Por otro lado, insistió en que debe ser el Gobierno de España, pero también la Unión Europea, quien lidere un debate sobre el modelo de país que se quiere, si el de ciudades o mantener población en todo el territorio. A ello unió mantener una fiscalidad diferenciada y recordó que Castilla y León, Castilla-La Mancha y Aragón la han pedido al Ejecutivo central.

Igualmente, se refirió al documento enviado por ocho comunidades autónomas del interior que pierden población para pedir al Gobierno “una política seria” y subrayó que tanto para el expresidente de la Junta Juan Vicente Herrera como para el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy la política de población fue “una prioridad”, como se acordó en una Conferencia de Presidentes.

La primera en pérdida de población 

La Comunidad de Castilla y León repitió como la autonomía con más pérdida de población en términos absolutos el año pasado, ya que a fecha 1 de enero de 2022 tenía empadronadas a 2.370.064 personas, lo que supone 13.075 menos que en el mismo día de 2021. Las cifras del Padrón Continuo que publica hoy el INE, indican que la Comunidad registró un descenso porcentual del número de habitantes del 0,5 por ciento, cuando en el conjunto nacional se elevaron una décima, con 50.490 más, hasta un total de 47.435.597.

En el último año, la población empadronada aumentó en nueve comunidades autónomas y se redujo en ocho. Los mayores aumentos se produjeron en Comunitat Valenciana (32.701 personas más), Andalucía (21.748 más) y Cataluña (19.940 más).

Por su parte, los principales descensos en términos absolutos entre el 1 de enero de 2021 y el 1 de enero de 2022 de la población empadronada se registraron, junto a Castilla y León, en Principado de Asturias (7.293 menos), Comunidad de Madrid (6.795 menos) y País Vasco (6.792 menos).

En términos relativos, los mayores aumentos de población se dan en Región de Murcia (0,9 por ciento), Comunitat Valenciana (0,6 por ciento) y Comunidad Foral de Navarra, Illes Balears, Cataluña y Andalucía (0,3 por ciento en todas ellas). Por el contrario, los mayores descensos se dan en Principado de Asturias (menos 0,7 por ciento), Castilla y León y Extremadura (ambas con menos 0,5 por ciento).

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba