fbpx
Opinión

El yoga es para el verano

El yoga es para el verano, como la premiada obra de teatro “Las bicicletas son para el verano”. Bienvenido a tu columna de yoga.

Como practicante y maestra de yoga, no concibo dejar de lado algo que me hace bien durante unos meses porque es verano. Pero a veces este pensar o sentir mío en otras personas no sucede. Parece que las palabras yoga y verano no pudieran ir juntas de la mano.

Si te cuesta mantener tu práctica en verano o priorizas otros aspectos, te cuento unos cuantos motivos para continuar con tu yoga en verano:

  • MOTIVO 1: Sé constate. Al seguir con tu práctica (aunque tomes unos días de vacaciones) haces que tu constancia, esa que a veces cuesta tantísimo conseguir, no se enfríe.
  • MOTIVO 2: Brilla. Aprovechar la luz del verano para practicar es una maravilla que no te puedes perder. La práctica es bien distinta en cada estación y en el verano la luz es una pasada.
  • MOTIVO 3: Estira. Benefíciate del calor del verano. La subida de temperatura hace que tus músculos estén más flexibles y no tan rígidos como con el frío del invierno. La práctica tiene un matiz aún más amable si cabe.
  • MOTIVO 4: Respira. Disfruta del arte de la respiración consciente, el pranayama. Ahora que tenemos más tiempo es ideal alargar los ratitos de esta práctica tan saludable. Párate en algún lugar bonito a respirar y llenarte de prana.
  • MOTIVO 5: Expande. Alarga también tus meditaciones si dispones de otros ritmos en la época estival. Apetece madrugar más y disfrutar del frescor de las mañanas. Saca tu asiento y siéntate a sentirte.
  • MOTIVO 6: Adapta. La práctica de yoga en verano no se abandona, se adapta. Y seguro que tu profe te ayuda en el fluir de las temperaturas con prácticas distintas que las de otras estaciones.
  • MOTIVO 7: Sé yoguionliner. Online también se puede hacer yoga en verano. ¿Que te coges la maleta y te vas? Afortunadamente hoy en día tienes la posibilidad de continuar con tu práctica allá donde vayas.
  • MOTIVO 8: Empatiza. Como decía una de mis maestras, si quieres mantener algo vivo (una relación, una comunidad yogui, una planta…) es un camino de doble sentido. Una planta no la dejas durante meses… porque se muere. Si tu escuela te acompaña y te sostiene durante todo el año nutriéndote con yoga, ayúdala a continuar sin dejar que ese vínculo y sostenibilidad se marchiten abandonando todo el verano, y de este modo pueda continuar el próximo septiembre.

Esperamos veros las sonrisas yoguis este verano y seguir practicando juntos en la modalidad que más se adapte a ti: presencial, online o con el curso grabado.

Como gratitud aquí tienes una clase de yoga gratuita para el verano.

Que tengas un buen día y cuides tu energía. Y recuerda, el yoga es como las bicicletas, para el verano.

 

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba