fbpx
Cosas de la vida

El truco de Arguiñano para que los calamares te queden crujientes

Un buen rebozado a la romana cambia mucho este exquisito plato

Uno de los platos más populares de la gastronomía española son los calamares a la romana. Su preparación es muy sencilla: rebozarlos en harina y freírlos. Sin embargo, Karlos Arguiñano ha compartido un truco para que el rebozado quede realmente crujiente. 

A la hora de hacer unos calamares a la romana hay infinidad de formas de rebozarlos. El cocinero Karlos Arguiñano ha enumerado varias, “solamente con harina y sal, con harina y levadura, con cerveza, con cava… Con un montón de cosas”. No obstante, el vasco ha querido compartir con sus seguidores su truco para que estén bien crujientes.

“Nosotros lo vamos a hacer con estos dos huevos bien montados a los que añadiremos la harina, la levadura y el agua con gas”.

De esta manera, el primer paso consiste en montar los huevos. Para ello, Arguiñano emplea una batidora de varillas durante unos 3 o 4 minutos.

A pesar de ello, también se puede hacer con una batidora normal o de forma manual. Cuando ya están montados, hay que añadir la levadura a la harina e incorporar la mezcla a los huevos, “y seguimos batiendo”.

Posteriormente, Arguiñano va añadiendo agua con gas a la mezcla mientras lo sigue batiendo para lograr que no queden grumos. Gracias al cambio del agua normal por la que tiene gas, el cocinero vasco logra que el rebozado sea mucho más crujiente y ligero, debido a que la masa absorbe mucho menos aceite.

Por último, debe dejarse reposando la masa del rebozado durante unos minutos antes de mojar los calamares y freírlos.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba