fbpx
Economía

Asaja pide a la Consejería fondos propios para ayudar al campo

Por el repunte de los costes de producción

Asaja ha pedido a la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural que “mueva ficha” y apruebe de una vez ayudas en respuesta a las repercusiones de la invasión de Ucrania para paliar el incremento de costes de producción salvaje que padece el sector agrario y ganadero y que está comprometiendo seriamente su resistencia y capacidad de seguir produciendo alimentos.

Ical.- Hasta ahora, todos los fondos que han ido llegando, que se complementarán con otros dirigidos a sectores todavía no atendidos, han sido financiados con cargo al presupuesto europeo y nacional, pero la Junta de Castilla y León no ha aprobado dotación alguna.

En el último Consejo Agrario, primero tras la celebración de elecciones autonómicas, los responsables de la Consejería se comprometieron a agilizar el tema y especificar con urgencia el apoyo al sector que se financiaría con fondos autonómicos, explican fuentes del sindicato agrario, que precisan que no se ha concretado por el momento nada.

Por ahora, las ayudas que están llegando al sector han sido, en primer lugar, la dirigida al sector lácteo (vacuno, ovino y caprino), una partida nacional de 169 millones, dotada por el Ministerio de Agricultura, que ya han sido abonadas a los ganaderos. Antes del 30 de septiembre, los ganaderos de vacuno de carne, ovino-caprino de carne, avicultura de carne, cunicultura y cítricos recibirán la segunda línea de ayudas, 193,47 millones, de los que 64,5 millones los aporta Europa y 129 el Estado.

Hoy mismo se publica el reglamento europeo que permite a los Estados Miembros utilizar fondos de desarrollo rural, hasta un cinco por ciento del PDR del periodo 2021-2022, para establecer una ayuda temporal excepcional en respuesta a las repercusiones de la invasión de Ucrania por parte de Rusia, cuyo objetivo es llegar a sectores productivos perjudicados que hasta ahora no habían recibido apoyo. Entre ellos, recuerda ASAJA, está el porcino blanco e ibérico y otras ganaderías aún sin apoyo, como las ponedoras o los pavos, y también la agricultura, en especial el regadío con elevado gasto energético.

«Todos estos apoyos son importantes, pero insuficientes cuando hablamos de un sector agroganadero tan importante como el de Castilla y León. El Gobierno autonómico no puede seguir haciendo dejación de funciones y delegar en otros la recuperación del sector que le es propio. Los agricultores y ganaderos no necesitamos más promesas, lamentos, ni discursos, sino presupuesto, porque la rentabilidad de las explotaciones está en juego”, señala el presidente de ASAJA Castilla y León, Donaciano Dujo, en un comunicado.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba