fbpx
Más noticias

El peligro de ‘Marburgo’

Todos los detalles sobre la última enfermedad que ha generado gran preocupación y alerta a la OMS

El virus de Marburgo es la última enfermedad mortal que ha generado gran preocupación en la Organización Mundial de la Salud (OMS). Consiste en una enfermedad infecciosa similar al ébola y ya se han detectado dos casos en Ghana.

Según ha informado la OMS este viernes, Ghana ha detectado dos posibles casos de fiebre hemorrágica de Marburgo. Si finalmente se confirman, serían las primeras infecciones de dicho virus, similar al ébola, detectadas en el país. Pese a que las muestras resultaron positivas tras analizarlas en el Instituto Memorial Noguchi de Investigación Médica, se han enviado al Instituto Pasteur de Dakar (Senegal) para la confirmación del resultado.

El ministerio de Sanidad del país africano ha confirmado la detección de los casos el pasado jueves. Ambos han fallecido y no había ninguna relación entre ellos. Los síntomas que presentaban eran diarrea, fiebre, náuseas y vómitos. “Las autoridades sanitarias están investigando la situación y preparándose para la respuesta a un posible brote”, ha expresado Francis Kasolo, representante de la OMS en Ghana. Por el momento se han detectado 34 contactos de los fallecidos, que están siendo monitorizados bajo cuarentena.

Esta enfermedad, causada por el virus de Marburgo (EVM), es tan mortífera como el ébola, ambos pertenecientes a la familia filoviridae. Al igual que el ébola, el virus de Marburgo provoca hemorragias repentinas y puede producir la muerte en pocos días. Su período de incubación es de 2 a 21 días y su tasa de mortalidad entre el 24% y el 88%. Asimismo, se estima que ha sido responsable de más de 3.500 muertes en África.

La enfermedad se detectó por primera vez en 1967 en la ciudad alemana de Marburgo, cuando unos técnicos de laboratorio se infectaron al estudiar a monos traídos de Uganda. El contagio entre los humanos se produce por contacto directo con fluidos (sangre, saliva, vómitos u orina) de personas infectadas. También puede producirse por el contacto con superficies contaminadas con dichos líquidos. Actualmente, no hay ninguna vacuna ni tratamiento específico contra la EVM.

Entre los principales síntomas de esta patología, están la fiebre elevada, la cefalea intensa, el malestar y los dolores musculares. Al tercer día comienzan a aparecer otros como la diarrea acuosa intensa, dolor y cólicos abdominales, náuseas y vómitos. Muchos enfermos presentan manifestaciones hemorrágicas graves a los 5 o 7 días, lo que en los casos mortales suele afectar a varios órganos.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba