fbpx
PortadaProvincia

«Si pides medios y se escapa el incendio, ¿de quién es la culpa?»

El alcalde de Monsagro se siente molesto porque los dejaron abandonados, sin medios y ahora la Junta les culpa de no cuidar el monte, cuando es competencia regional

«¿Que si era evitable? ¡Si el fuego ha pasado por donde pasó hace 30 años! Si pusieran medios no habría pasado y ha ocurrido lo mismo que hace 30 años». Así resume lo ocurrido en los últimos diez días el alcalde de Monsagro, Francisco Ángel Mateos, cuando aún humean los rescoldos del pavoroso incendio que ha arrasado la zona.

Siente que la Junta los abandonó, pese al despliegue de medios, unos medios que llegaron tarde y luego se concentraron en salvar Las Batuecas, lo que hizo que el fuego se «les escapara» y se fuera hacia El Maíllo, Guadapero (una pedanía de Serradilla del Arroyo), Morasverdes y Tenebrón.

Y, para remate, el director general de Patrimonio Natural y Política Forestal, José Ángel Arranz, apareció este lunes actuando como un pirómano al culpar a los vecinos de los pueblos por el estado del monte y la gran carga de orgánica que tenía y que contribuyó a propagar las llamas.

«Se les fue por su ineptitud, porque no actuaron donde debían y cuando debían», prosigue Mateos. «No nos ha cogido a nadie por sorpresa. El monte estaba igual de descuidado que hace treinta años. Priorizaron algunas zonas sobre otras» en el reparto de medios de extinción, comenta el alcalde del pueblo, «y ahora dice Arranz que fue debido al abandono de los montes privados, cuando el monte de Monsagro está catalogado como monte de utilidad pública número 28, declarado reserva natural, reserva de caza, Zepa y reserva fluvial. Al tener todas estas figuras de protección es la Junta quien debería encargarse de su gestión, aunque sea propiedad del municipio, excepto de la reserva fluvial», explica Mateos visiblemente molesto por la actitud del responsable forestal de la Junta, culpando de lo ocurrido a los vecinos para no asumir su responsabilidad.

«El monte lo gestiona la Junta y nos lo dejó quemar dos veces con dos grandes incendios en 30 años. El único abandono que ha habido ha sido el de la gestión de la Junta», prosigue el alcalde.

Recuerda que el fuego no entró en el pueblo «pero nos dejaron abandonados. Después de la primera noche nos dejaron solo una carroceta de la Diputación. La Diputación se portó de maravilla. Hablé con Javier Iglesias y nos envió una nodriza y otro camión», y eso pudo ser la salvación del pueblo.

«Si dices que el incendio está controlado no puede quemar el doble de lo que había quemado. Si se salta es porque faltan medios o medidas eficaces. Pedí medios desde el primer día y no llegaron. Si los pides y se escapa el incendio, ¿de quién es la culpa?», se pregunta el alcalde de Monsagro.

«Me decían que el incendio estaba en calma y mira. Faltaron medios desde siempre. Si el incendio sigue ardiendo es que faltan medios», insiste.

Mateos hace hincapié en que «se dio prioridad a lagunas zonas sobre otras». En redes han aparecido ciudadanos diciendo que se centraron en salvar la reserva de caza de Las Batuecas y la zona del monasterio.

«Se ha dado prioridad a algunas zonas sobre otras, pero se la han dado toda la vida. Se ha actuado en contra de la ley, que dice que primero hay que defender los cascos urbanos y el fuego no se metió en Monsagro por distintas circunstancias», explica. «Mientras el pueblo estaba en riesgo, la mayoría de los medios estaban en Las Batuecas», concluye.

En total, 10.000 hectáreas calcinadas en la parte salmantina del incendio y una herida que se reabre treinta años después. Y temen que vuelva a suceder en el futuro. «Dentro de dos días se olvidan de nosotros», pronostica el alcalde de Monsagro.

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Ole, por el alcalde, las cosa claritas.
    Siempre ha pasado, tanto proteger las Batuecas, lo demás les importa una mierda

Deja una respuesta

Botón volver arriba