fbpx
LocalPortada

La torre de las ‘mil’ reformas

La Torre de Anaya

Con la llegada de Carlos I a España y tras su victoria en la guerra de las Comunidades de Castilla, la torre de Anaya, construida por esta familia, fue derribada, pero a mediados del S-XX se volvió a habilitar en la plaza Colón.

Por. Patricia Martín

Son muchas las reformas que ha sufrido este monumento y muchos los usos que se le ha dado: se emplearon materiales más modernos con el objetivo de que la torre recuperase la altura original, sin embargo estos fueron rechazados y se reemplazaron con piedra.

Se retiró el mirador decimonónico situado sobre la puerta de acceso al propio edificio y se restauró la ventana que, anteriormente había sido alterada para su montaje, se instaló el Museo Oriental de Salamanca y un centro cultural que aloja teatro, conferencias, cursos y una sala de exposición de alrededor de 300 metros a la que se puede acceder a través de un vestíbulo con acceso independiente al resto del edificio.

Gracias a este centro cultural, las asociaciones dedicadas a la cultura cuentan con unas instalaciones más modernas y ajustadas a sus necesidades.

De este edificio renacentista se conserva el portalón y la ventana ajimezada. La torre está ubicada dentro de un palacio que fue habilitado por las familias de Anaya y Bazán, de ahí que cuente con varios elementos como un escudo, la banda de los Anaya, y uno de la casa de los Bazán.

Durante un tiempo determinado, las dos familias habitaron este lugar, el cual se denominó Torre de Abrantes, a pesar de que nunca fue estancia de estos, ya que se alojaban en frente.

Vídeo. Jorge Colino García

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Creí que se iba a referir a las muchas reformas y usos que ha tenido en las últimas décadas. Improvisación y desfilfarro totales. Estaría bien un artículo dedicado a ello. Usar, reformar, tirar, reformar, cerrar, inaugurar y vuelta a empezar.

Deja una respuesta

Botón volver arriba