fbpx
Castilla y León

Piden el cese de Suárez-Quiñones por «negligente»

Ecologistas en Acción está estudiando la interposición de una denuncia por negligencia del consejero, ante la dejadez de las políticas forestales

Ecologistas en Acción pidió este lunes el cese inmediato del consejero de Medio Ambiente de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, por achacar a «determinadas nuevas modas desde el punto de vista del ecologismo” los incendios que se están registrando en Castilla y León. «Ha decidido intentar desviar la atención de su pésima gestión, responsabilizando a las organizaciones ecologistas del desastre, con el argumento pueril de que dificultan la limpieza de las riberas de los ríos”, denunciaron en un comunicado, en el que precisan: «Es el peor consejero de Medio Ambiente en las cuatro décadas de vida de la Junta de Castilla y León, responsable directo de la actual ola de incendios forestales, por su negligencia e ineptitud».

«El consejero trata así de eludir responsabilidades en cuanto a su pésima gestión forestal, total abandono del mundo rural y por no haber profesionalizando a todo el operativo de incendios. Políticas todas en manos de su partido durante décadas, que han llevado a que, solo en lo que va de verano ya hayan ardido cerca de 70.000 hectáreas en la comunidad autónoma».

Desde de la formación denuncian que una de sus «graves negligencias» ha sido no poner en marcha todo el operativo de incendios en la ola de calor de junio, que se saldó con un incendio de 30.000 hectáreas en la Sierra de la Culebra.

Por otro lado, Ecologistas en Acción recuerda que los partidos de la coalición, PP y Vox, votaron en contra de una proposición no de ley para mejorar el operativo de incendios el pasado 22 de junio. La moción incluía que hubiera un operativo de incendios todo el año.

Precisamente el operativo de incendios es «otro de los grandes fracasos de la Junta de Castilla y León». «Se trata del operativo con peores condiciones de todo el Estado español, compuesto por un gran número de brigadas privatizadas, donde el personal trabaja de manera precaria».

Ecologistas en Acción ha hablado con conductores de camiones de incendios a quienes no se había ofrecido formación de cómo funciona la autobomba. Muchas de las personas de brigadas de tierra, a quienes no se ha concedido el estatus de bomberos forestales, han tenido que acudir a incendios de enormes dimensiones con una formación de dieciséis horas y sin experiencia previa, tal como denunciaban recientemente desde el colectivo de Bomberos Forestales de Castilla y León. La precariedad y temporalidad de estas personas dificultan la lucha por sus derechos laborales, que siguen empeorando, a pesar de la lucha continua de este colectivo».

A esto se une un «dispositivo mermado», que «tiene dificultades para cubrir con suficiente personal los turnos cada vez que los incendios se hacen extensos o coincidentes, como está sucediendo en las últimas semanas». «Esto está conllevando que los bomberos forestales que se juegan la vida en primera línea estén haciendo turnos de catorce horas, realizando tareas físicamente muy duras y con poco descanso. Llegando al punto de ser alimentados por los propios vecinos afectados, ante la desorganización de la cadena de suministro de la Junta.

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Viniendo de una profesión digna,se le supone que algo de esa dignidad le quedará para presentar su dimisión. Y el sr. Mañueco acompañándole.

Deja una respuesta

Botón volver arriba