fbpx
PortadaProvincia

«Mañueco señala a la Guardia Civil e Iglesias culpa a Extremadura de los incendios. El peligro es cada vez mayor»

El PSOE acusa a la Junta de “absoluta inoperancia” en la gestión de la mayor tragedia medioambiental de las últimos años en la provincia

El PSOE de Salamanca acusó este martes a la Junta de Castilla y León de “absoluta inoperancia”, además de demostrar “falta de recursos”, en la gestión de los incendios forestales acaecidos durante las últimos dos semanas en la provincia, un hecho calificado por su portavoz en la Diputación, Fernando Rubio, como “la mayor tragedia medioambiental de los últimos años”. Y más, como administración competente, “no solo en la extinción, también en la prevención y, en general, en la gestión del monte”.

 

Ical / LCS.- “La JCyL siempre se ha negado a promover tareas de prevención, limpieza y gestión de los montes; sencillamente, los ha abandonado”, indica Fernando Rubio.

“El consejero ha llegado a declarar que activar los planes contra incendios antes de julio es un despilfarro, es decir, renuncia a cualquier tarea de prevención de los incendios, e incluso a estar preparado adecuadamente para extinguirlos en épocas de riesgo crítico”.

Añade el portavoz que “es un delirio, fruto de un ataque de estupidez y propio de un impresentable que no merecemos en esta tierra declarar que la culpa es de los ecologistas, como ha hecho Quiñones. Eso, mientras Mañueco señala a la Guardia Civil y al Ministerio del Interior de forma sibilina, e Iglesias culpa a Extremadura de los incendios forestales de nuestra provincia”.

opinión del portavoz socialista, es absolutamente vergonzoso no admitir nunca la menor responsabilidad, “algo que nos intranquiliza porque nunca aprenden y el peligro es cada vez mayor”.

Los socialistas registraron la pasada la solicitud de un pleno extraordinario monográfico para abordar lo sucedido con los fuegos en la provincia, algo que tendrá lugar en una fecha aún por anunciar. Sin embargo, según avanzó el portavoz del PSOE, durante dicha sesión plenaria pedirán al Ejecutivo provincial que “descruce los brazos, se ponga de pie y aparezca para implicarse”.

Uno de los reproches que explicitó Fernando Rubio es, precisamente, la ausencia de representantes de la Salina en los pueblos afectados por los incendios. “Yo he estado todos los días, y no de miranda. Haciendo lo que se podía con los alcaldes, con los todoterrenos de los ayuntamientos, haciendo bocadillos y ayudando en lo que podía. No solo yo, también otras personas de mi grupo. Y allí no hemos visto a nadie hasta el quinto o sexto día, por mucho que los responsables de esta casa hayan estado muy pendientes con el teléfono”, criticó.

Descoordinación

Sobre “la falta total de preparación y de coordinación” en los incendios que atribuyó a la Junta, Fernando Rubio recordó que los socialistas lo habían avisado. “En el mes de junio presentamos una moción indicando que existía un riesgo extremo e inminente de incendios en la zona de Monsagro. Advertíamos, ante la inacción de una Junta que aún no había activado el plan contra incendios, expresamente de las zonas críticas, absolutamente llenas de combustible por la falta de gestión del monte”, rememoró. La respuesta del plenario fue negativa, por dos razones. “Nos dijeron que éramos unos oportunistas y que no era competencia propia. Si no es competencia de la Diputación proteger a la provincia, que venga Dios y lo vea”, apostilló.

Ante esta “calamidad” en la gestión en la extinción de incendios, los socialistas esperan la celebración del pleno monográfico. “Simplemente, queremos hablar. Nos pondremos a disposición del equipo de Gobierno para ir juntos a la Junta y a donde haga falta para que se nos haga caso y que de verdad exista un plan contra incendios decente, con medios personales, recursos técnicos y maquinaria adecuada a las necesidades de nuestra región, que tiene mayor masa forestal de toda Europa”, resumió.

En este sentido, Rubio recomendó además escuchar a los colectivos profesionales, sindicatos especializados, jefes ambientales, y bomberos voluntarios experimentados en este tipo de operativos. “Vamos a incidir de forma especial, haciendo mención a los muchos antecedentes, en que hay que empezar a creer en el cambio climático. Hay zonas de nuestro suelo que están entre 50 y 60 grados. Esto nunca había sucedido. Es el mayor caldo de cultivo y es irrenunciable abordarlo”, advirtió el portavoz socialista.

Echar balones fuera

Fernando Rubio centró más tarde sus discurso en la asunción de responsabilidades por parte de la Junta de Castilla y León y sus representantes. “El incendio de Monsagro llegó a Salamanca por el monte número 28 de utilidad pública. Su gestión y mantenimiento es una tarea de competencia exclusiva de la Junta. Ahí tenemos la gasolina, solo hace falta que se prenda por la fatalidad, en este caso, de una tormenta seca y de un rayo en mal lugar. Lo que queremos es que dejen de echar balones fuera y que tengan por seguro que no somos tontos”, afirmó.

En este punto, el portavoz del PSOE quiso personalizar en los responsables políticos, tanto autonómicos como provinciales, del Partido Popular. “Esto de decir ayer Mañueco que hay que incrementar las labores del Ministerio del Interior y de la Guardia Civil porque los fuegos son provocados, a mí me suena a echar balones fuera”, insinuó. “Lo mismo Iglesias diciendo en la reunión que tuvo con los alcaldes de la zona que la culpa es de Extremadura”, añadió.

Por último, centró sus iras en el consejero de Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, responsable del área competente en los incendios, quien aseguró en las últimas horas que el ecologismo extremo impide realizar ciertas tareas en los montes. “Es un delirio de idiocia. Me suena a que la Junta, de nuevo, no asume ninguna de sus culpas. En el mejor de los casos, tenemos que decir que es un verdadero impresentable, que no nos merecemos que siga entre nosotros ni un minuto más. Señor Suárez-Quiñones, váyase”, sentenció.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba