fbpx
Castilla y León

Mañueco carga contra la oposición por criticarle por los incendios

Tudanca cree que Mañueco "dobla la rodilla" tras los incendios de verano: "Solo queda que pidan perdón y se marchen"

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, arremetió este martes contra la oposición parlamentaria, y en particular contra el socialista Luis Tudanca, por acudir a la critica sin aportar soluciones y no recoger la mano tendida al acuerdo que ofreció en la lucha contra los incendios forestales.

Ical.- En su réplica a los portavoces en el pleno de las Cortes, donde presentó un balance del “aciago verano”, Fernández Mañueco defendió el trabajo del operativo contra incendios, el acuerdo para la mejora de la prevención y extinción en el marco del diálogo social y rechazó la petición de dimisión tanto de él como del consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones formulada por alguno de los intervinientes.

“Hemos estado al lado de los afectados, los castellanos y leoneses necesitan esperanza en el futuro que hoy no han ofrecido”, lamentó. “Pensé que iban a venir a debatir, a buscar respuestas para defender a las personas”, aseveró, después de escuchar a otros portavoces afear al presidente que no haya pedido perdón a los afectados por los fuegos.

Fernández Mañueco contó con el apoyo de su socio de Vox, cuyo portavoz, Carlos Menéndez, cargó contra el PSOE por utilizar los incendios para “quemar” a la Junta, y del ‘popular’ Raúl de la Hoz, que se centró en defender que el Ejecutivo siempre ha estado al lado de las personas que han perdido viviendas o negocios.

“Es triste que intenten sacar tajada política de esta tragedia, somos un gobierno que actúa, la oposición sigue anclada en la demagogia y en echar más leña al fuego”, siguió, para lamentar que no se pueda contar con la oposición.

Según remarcó, el operativo ha funcionado pese a las condiciones excepcionales a las que se enfrentó, rechazó que la causa fuera la falta de medios, sino la ola de calor, los fuertes vientos y la sequía, junto con “unas llamas nunca antes vistas, llamas voraces que llegaron a arrasar más de mil hectáreas por hora, mil campos de fútbol arrasados”. “Es imposible de apagar”, afirmó.

Por no reconocer las causas, insistió en su critica a la oposición y se dirigió expresamente a Tudanca para afirmar que su “oportunismo le ha llevado al negacionismo y a contradecir a Sánchez con lo obediente que es”. “Para una vez que lo contradice es para perjudicar a Castilla y León. Lamentable”, en referencia a que el presidente del Gobierno pidiera sacar los incendios del debate político.

Entre sus argumentos, aludió al real decreto de España sobre las causas de los incendios y al informe de la Agencia Estatal de Meteorología de que ha sido un verano que “ha salido de los límites naturales”. “Afortunadamente no aspira a ser gobierno ni oposición, solo a que llegue su sucesor”, atacó, para defender que su Gobierno seguirá al lado de los afectados y en la toma de medidas.

Ante las responsabilidades políticas, que no aceptó, acudió de nuevo a las palabras de Pedro Sánchez y afeó la petición de una comisión de investigación, donde subrayó que sí es para conocer las causas, ya se conocen, añadió que también se han dado explicaciones y se han anunciado las acciones de futuro. “A ustedes solo les interesa el ruido, mantener vivos los rescoldos de los incendios para que no sea paguen las llamas”, reprochó.

El presupuesto de Castilla y León destinado a prevención y extinción ha crecido un 36 por ciento desde 2016, y con el nuevo acuerdo del diálogo social se incrementará de manera progresiva hasta 126 millones, siguió en su réplica.

Además, rompió una lanza a favor de los profesionales del operativo de incendios, que han mejorado la eficacia en un 67 por ciento antes de que las llamas llegaran a una hectáreas, “mientras unos ladran, nosotros cabalgamos con un acuerdo” para contar con un operativo mejorado todo el año tanto para los profesionales como en medios.

También, a la critica de que no se haya puesto en marcha antes el operativo todo el año, argumentó que la superficie quemada bajó y fue el año pasado cuando hubo un incendio, en referencia al de la Sierra de la Paramera, que “desbordó lo conocido hasta ahora”, momento en el que se anunció la mejora del operativo con un esfuerzo presupuestario “sin precedentes y la mejora de las condiciones de los profesionales”. “Me siento orgulloso del operativo de incendios y de la colaboración de otras administraciones”.

Tudanca

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes de Castilla y León, Luis Tudanca, consideró, por su parte, que Alfonso Fernández Mañueco “dobla la rodilla” con las medidas anunciadas para mejorar el operativo contra incendios tras los grandes fuegos declarados este verano en la Comunidad: “Solo queda que pidan perdón y se marchen”.

En respuesta a la comparecencia realizada por el presidente de la Junta hoy en las Cortes, a petición propia, para informar sobre la campaña contra incendios forestales, Tudanca aseveró que se trata de un “reconocimiento de culpa” por parte de Mañueco, al que espetó: “Su indolencia la ha pagado Castilla y León”.

Durante su intervención en el pleno de las Cortes, Tudanca hizo una cronología del desarrollo de los acontecimientos durante este verano para calificar de “desastrosa” la política forestal de la Junta debido en parte a “los nuevos socios negacionistas” del cambio climático, en relación a Vox, aunque “para hacer una política así se había bastado el PP solo durante 20 años”.

De hecho, recordó que ni el “gravísimo incendio” de la Paramera del pasado año, que calificó como “un aviso”, llevó a la Junta a revisar el Infocal, datado en 1999, porque “los oídos del PP seguían sordos” a las peticiones de agentes forestales, sindicatos y partidos para ampliar el operativo al mes de junio y según las incidencias climáticas porque “con un 25 por ciento del operativo no se podía atender un incendio como el de Zamora”.

También criticó Tudanca que Mañueco entonces apareciera “una semana después para darle su cariño al consejero y no a los zamoranos”, reiterando su petición de dimisión para Suárez-Quiñones, y destacando que “ni la rapidez ni la valentía destacaron en su trayectoria pero su indolencia la pagó Castilla y León”, dirigiéndose a Mañueco, en relación a una campaña contra incendios durante la que “no ha dimitido ni un cargo de la Junta”.

Lamentó también que desde la oposición “no se les pueda pedir explicaciones porque es usar a las víctimas”, cuando en realidad, según Tudanca, “son ustedes los que las usan para tratar de tapar su mala gestión”, aunque recordó que “serán los tribunales los que les obliguen a decir la verdad” dado que “aunque no son culpables de los incendios, sí los responsables de que no hubiera medios”.

Responsabilizó así el líder del PSOECyL a la Junta de ser “responsable del peor operativo contra el fuego de España, el más precario”, por haber invertido en él “menos de la mitad del gasto forestal que el resto de comunidades”. “Podía haber sido diferente si en 2009 hubieran aprobado la iniciativa del PSOE para abordar una ley autonómica de extinción de incendios que mejorase el operativo y lo extendiera todo el año, pero rechazaron esa mano tendida 80 veces sobre lo que ahora se ven obligados a hacer”, sentenció.

Y es que para Tudanca, en la Junta “no tienen vergüenza ni van a pedir perdón” por un verano que “pesará siempre en sus conciencias, asuman o no su responsabilidad política”, debido al drama de los incendios en Castilla y León que “hubiera sido peor si no fuera por los medios de otras comunidades y la UME”.

“Llega aquí tarde, viene a doblar la rodilla y a reconocer que se equivocaron”, concluyó el líder socialista, apuntando que, por ello, Mañueco “hoy pierde y gana Castilla y León”, aunque lamentó Tudanca que para ello “hayan tenido que arder 95.000 hectáreas y hayan tenido que fallecer tres personas”.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba