fbpx
Provincia

Los afectados en Salamanca por las riadas de enero «no tendrán ayudas»

UPL denuncia que la Junta no habilitará una línea de ayudas para tal fin

No habrá una línea específica de ayudas para los ayuntamientos y vecinos salmantinos afectados por las riadas del fin de semana del 7 de enero en la provincia. Así lo ha señalado la Junta de Castilla y León ante la petición que cursó previamente Unión del Pueblo Leonés (UPL) en las Cortes autonómicas, en que solicitaba al gobierno autonómico su implicación con una línea de ayudas propia que paliase los daños sufridos en bienes particulares y públicos en áreas como el Campo Charro o el Abadengo a inicios de enero.

En este aspecto, desde UPL señalaban en su iniciativa parlamentaria que los ríos y regatos en sus crecidas anegaron viviendas, garajes, naves e infraestructuras de diverso tipo, ocasionando “pérdidas económicas de relevancia a vecinos de numerosos municipios, así como en bienes públicos en localidades como, por ejemplo, Aldeatejada, Aldehuela de la Bóveda, Arapiles, El Cubo de Don Sancho, Lumbrales o Villavieja de Yeltes, entre otras”.

Sin embargo, desde la Junta no se ha considerado oportuno crear ayudas específicas para ello. De este modo, en su respuesta oficial, girada desde dos consejerías en paralelo, se ha señalado que “la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio no tiene previsto dotar una línea específica de ayudas para los afectados por las riadas del fin de semana del 7 de enero de 2023 en la provincia de Salamanca.”

Por su parte, la Consejería de Presidencia tampoco se ha acogida a la petición realizada desde UPL, alegando que desde dicha consejería anualmente se gestionan transferencias de fondos a las entidades locales “de los que son beneficiarios todos los municipios de la Comunidad Autónoma”. Asimismo, se ha señalado que el modelo permite a las entidades locales “planificar y programar las actuaciones necesarias para mejorar y modernizar sus infraestructuras públicas”, por lo que consideran que no es necesario dotar de una línea específica de ayudas a los municipios y vecinos salmantinos afectados por las riadas de enero.

Prados anegados tras el desbordamiento del regato de Valredondo en Guadramiro

Por otro lado, sí que ha reconocido en su respuesta la Consejería de Presidencia que la petición de UPL tendría un encaje legal plenamente válido por el artículo 22.2.c de la Ley 38/2003, pero en esta respuesta desde la propia Junta se señala que deben acreditarse “razones de interés público, social, económico o humanitario, u otras debidamente justificadas”, que el gobierno autonómico no consideraría que existiesen, al rechazar impulsar una línea de ayudas específica en este caso.

De este modo, la Junta ha rechazado en las Cortes autonómicas la solicitud planteada por Unión del Pueblo Leonés para dotar de una línea de ayudas específica que paliase los daños sufridos en bienes particulares y públicos en la provincia de Salamanca por las riadas del fin de semana del 7 de enero, y que tuvieron especial incidencia en el Campo Charro y el Abadengo.

Comentarios

Noticias relacionadas

Botón volver arriba