Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La sequía dispara el precio del aceite de oliva

También influye en su encarecimiento la falta de reservas
Una sartén con aceite de oliva (Asaja)

El precio del aceite de oliva ha experimentado un importante aumento debido tanto a la sequía y las previsiones de falta de lluvias, como a la escasez de reservas. Así pues, este producto ha alcanzado valores récord, convirtiéndose en uno de los más caros del mundo. 

La sequía y la falta de reservas han llevado a que el precio del aceite de oliva español se dispare, alcanzando cifras récord y superando a los aceites italianos, griegos, franceses y tunecinos. De esta manera, mientras que hace tres años los olivareros recibían unos 1,8€ por kilo de aceite, este fin de semana la cotización media en España se ha situado en 6€, según datos del sistema PoolRed, recogidos por El País.

Cabe recordar que el 70% del aceite que se produce en Europa procede de España, mientras que en el mercado mundial la producción española supone el 45%. Además, el español era el aceite más barato del mundo, algo que ha cambiado en los últimos meses.

Desde el pasado mes de abril, el precio medio ha experimentado un importante aumento, pasando de rondar los 5,20€, una cifra considerada bastante alta, a costar en torno a 6€ el kilo. Esta escalada ha llevado a que el producto español sea el más caro del mercado europeo. Solo el aceite de oliva virgen extra (Aove) de Italia es más caro que el español.

El principal motivo que ha llevado a esta situación ha sido la sequía, que ha supuesto que la producción de la campaña de 2022-2023 se quedase corta para la demanda actual. A esto hay que sumar las malas previsiones de lluvias para la próxima campaña. Por tanto, ante una menor producción, el coste es más elevado.

Por si fuera poco, los productores temen además quedarse sin reservas suficientes para llegar a la próxima campaña. Esto se debe a que las almazaras y envasadoras comienzan la campaña con producto del año anterior. Las reservas de aceite de oliva en España alcanzaban las 610.288 toneladas a 30 de abril de 2023 y mensualmente se venden entre 60.000 y 70.000 toneladas. Desde Asaja han señalado que cuando haya menos de 100.000 toneladas puede haber problemas de “desabastecimiento”.

Deja un comentario

No dejes ni tu nombre ni el correo. Deja tu comentario como 'Anónimo' o un alias.

Más artículos relacionados

Te recomendamos

Buscar
Servicios