Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Feijóo sale trasquilado

Tal como estaba previsto desde hace un mes, el Congreso rechaza su investidura como presidente del Gobierno
Alberto Núñez Feijóo, este miércoles en su investidura fallida. (Congreso de los Diputados)

La aventura de Alberto Núlez Feijóo como aspirante a la presidencia del Gobierno terminó este miércoles, estaba abocada al fracaso desde antes de plantearse y así ha sido.

El Congreso rechazó su candidatura a la presidencia del Gobierno por 178 votos en contra frente a los 172 a favor. Un mes perdido para tener Gobierno tras las elecciones de 23 de julio y una votación perdida, porque el PP no ha conseguido sumar ni un solo apoyo en ese tiempo para tratar de evitar la posibilidad de que se reedite el Gobierno progresista de coalición.

Solo ha contado con el apoyo de Vox, UPN y Coalición Canaria, y ni siquiera ha encontrado la más mínima posibilidad de comprensión entre el nacionalismo vasco y catalán de derechas, por su dependencia de Vox.

Feijóo ha perdido una votación abocada al fracaso inexorablemente como era de esperar (las apelaciones del PP al transfuguismo entre socialistas o nacionalistas vascos se han manifestado inútiles), y también ha perdido una ocasión pintiparada para exponer su programa de Gobierno, al menos para que los españoles supiéramos lo que nos íbamos a perder.

En lugar de eso se ha escenificado una pataleta de mal perdedor y una rabieta que le ha llevado a apostarlo todo a su obcecación contra una eventual amnistía que posiblemente ellos tenían en el cajón, pero Junts ni siquiera les dio la oportunidad de que la expusieran para ver que se les ofrecería en condiciones menos confesables de las que posiblemente tendrá la que se esté negociando, si es que sale adelante.

Un trago difícil de llevar para los diputados del PP que este miércoles apenas sí podían disimular su disgusto desde sus escaños, presagiando quizá la llegada de negros nubarrones a la dirección del partido.

Total, que España ha perdido un mes para que Feijóo intentara un imposible, un trance que tampoco le ha servido para cubrirse las espaldas dentro de su propio partido, porque desde la tribuna de invitados ya había quien estaba salivando mientras se cocinaba su derrota anunciada en el Parlamento elegido por los españoles.

La votación volverá a repetirse este viernes, como estipula el reglamente del Congreso, pero la investidura fallida de Feijóo ha tenido la virtud de mostrar la soledad del PP y aglutinar al resto de los partidos frente a la propuesta del partido conservador. Y habrá quien diga que ha salido reforzado.

1 comentario en «Feijóo sale trasquilado»

  1. Que los dioses le conserven la vista y el oído, doña Teresa Urumea. Este viejales escuchó un programa de gobierno expuesto, con todas las limitaciones, al señor Feijóo. Y está claro que su tendencia política se refleja en su artículo. Personalmente vi al candidato alternativo seguro de sus votos, vengan de donde venga, que ni se molestó en responder a nada. Por mi edad he visto unas cuantas investiduras -supongo que usted será jovencita-, pero nunca tan bochornosa como ésta. Lo dicho: siga conservando su vista y oídos actuales y su ecuanimidad.

    Responder

Deja un comentario

No dejes ni tu nombre ni el correo. Deja tu comentario como 'Anónimo' o un alias.

Más artículos relacionados

Te recomendamos

Buscar
Servicios