Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

A la espera —y en alerta— ante tanta sinrazón…

Análisis del mercado financiero, por Félix González de Capitalia Familiar EAF
Un puzzle con un billete de 100$. Pixabay.

Semanas atrás anticipábamos que estos últimos meses iban a ser agitados en los mercados: ‘Abróchense los cinturones’ decíamos a comienzos de septiembre. También comentábamos que es de esta agitación de donde surgen las grandes oportunidades de inversión: los mercados planos o sin tendencia son más tranquilos, pero difícilmente rentables.

Más recientemente, apuntábamos la posibilidad de un rebote desde las zonas de demanda-soporte de medio y largo plazo, tras las caídas sufridas por los mercados en las últimas semanas. También señalábamos que no esperábamos que este rebote fuera de momento el inicio de una nueva tendencia alcista de medio plazo, y que previsiblemente acabaría siendo abortado próximamente.

Este rebote se confirmó, y efectivamente daba signos claros de agotamiento al cierre de la semana pasada, al calor de un dato de inflación en Estados Unidos algo peor de lo esperado por el consenso del mercado, y ante la incertidumbre sobre la posible evolución y consecuencias del conflicto en Oriente Próximo.

¿En qué situación se encuentran ahora los mercados de cara a los próximos días y semanas?

La situación en estos momentos es conflictiva:

  • Algunos de los mercados principales han abortado y neutralizado ya claramente el rebote: es el caso, por ejemplo, del EURO STOXX 50 en Europa o el índice RUSSELL 2000 en Estados Unidos.
  • Otros mercados siguen aguantando razonablemente bien en las proximidades de las primeras zonas de oferta-resistencia de medio plazo: es el caso del NASDAQ 100 en Estados Unidos y el NIKKEI en Japón, y en los mercados de renta fija el BUND alemán, y el segmento de alta calidad crediticia (“investment grade”) de renta fija corporativa europea.
  • En una situación intermedia encontramos al estadounidense S&P500 y al índice de renta variable global MSCI WORLD, entre otros…

¿Qué cabe esperar entonces de cara a los próximos días?

A priori, parece que dependerá sobre todo de la evolución y posibles consecuencias geopolíticas del conflicto en Oriente Próximo, más allá incluso de la terrible explosión de violencia y del horrible sufrimiento que ya se ha causado y se sigue causando…

Si consiguieran abrirse vías de diálogo que abortaran esta escalada de violencia, y se evitara la implicación militar de nuevos países en el conflicto, las zonas de demanda-soporte de medio y largo plazo podrían volver a contener la presión vendedora en los mercados y facilitar el desarrollo del rebote alcista, que por el momento ha quedado en suspenso.

En estos momentos resulta imposible asignar probabilidades con un mínimo de fiabilidad a los diferentes escenarios que pudieran derivarse a corto plazo. Por tanto, desde el punto de vista de nuestro posicionamiento en mercados, solo queda estar muy atentos en las próximas horas y días a las noticias que se vayan produciendo y a los flujos de capital entre los diferentes mercados y, muy especialmente, respetar escrupulosamente los límites a las pérdidas (“stops”) fijados previamente, para cerrar posiciones inmediatamente, en caso de noticias adversas o, alternativamente, para incrementar o construir nuevas posiciones, en caso de noticias favorables.

Por. Félix González
Socio Director General
Capitalia Familiar EAF

Deja un comentario

No dejes ni tu nombre ni el correo. Deja tu comentario como 'Anónimo' o un alias.

Más artículos relacionados

Te recomendamos

Buscar
Servicios