LocalPortada

Los funcionarios cobrarán la extra de 2012 en mayo

Las organizaciones sindicales y la Junta de Castilla y León han alcanzado este jueves un acuerdo, por el que el pago pendiente de los 44 días devengados de la extra de Navidad de 2012 se hará en dos partes: el 45% a finales de mayo y el 55% en enero de 2015. Esta decisión afecta a 14.200 funcionarios salmantinos.

La Central Independiente y de Funcionarios (CSI-F) de Castilla y León se muestra “satisfecha”, tras el acuerdo alcanzado con la Junta de Castilla y León, para el pago de los 44 días devengados de la extra de Navidad de 2012. Considera que ha sido “el mejor acuerdo posible, en una negociación que ha resultado muy difícil, y en la que CSI-F ha vuelto a realizar un ejercicio serio de responsabilidad, buscando el consenso, pero defendiendo al mismo tiempo el derecho de los empleados público, a los que no se les tenía que haber quitado esa parte devengada”.

Así lo valora el presidente autonómico de CSI-F, Carlos Hernando, que recuerda que Castilla y León es la tercera administración regional, junto con Canarias y Extremadura, en la que se ha conseguido la devolución de ese dinero, avalada ya por diversas sentencias judiciales en diferentes lugares de España.

Las reclamaciones

Hernando remarca, además, que “el acuerdo paraliza la presentación masiva de reclamaciones en los tribunales, lo que evitará que la administración regional tenga que pagar unos 12 millones de costes judiciales, que al final acabarían repercutiendo en el conjunto de los ciudadanos”.

El presidente autonómico también valora la circunstancia de que el pago porcentual se hará con un trato igualitario, hacia todos los empleados públicos, algo que no ocurría en la primera propuesta de la Consejería de Hacienda.

Tras las elecciones

CSI-F también ha querido aclarar que el primer pago que se abone en mayo se hará a finales de mes, después de la celebración de las elecciones europeas, precisamente “para no relacionar los dos asuntos, y para no alimentar posibles interpretaciones en clave política. En nuestro sindicato independiente, el único interés y objetivo ha sido conseguir que los más de 86.500 empleados públicos de la administración regional reciban cuanto antes un dinero que es suyo, y que no se les tenía que haber quitado”, añade Hernando.

CSI-F ha incluido una cláusula de seguridad en el acuerdo, por la que obliga a la Junta de Castilla y León a adelantar el pago de la parte devengada de la paga, en caso de que el Gobierno central decidiera ejecutar antes la devolución, por decisión propia o por exigencia del Tribunal Constitucional, que tendrá que decidir sobre el asunto. En este sentido, CSI-F advierte que el acuerdo alcanzado sobre la parte devengada, no tiene que ver con la reclamación judicial presentada en el Tribunal Constitucional sobre la legalidad de la supresión de la paga extra de 2013. El sindicato espera que haya una resolución judicial cuanto antes, en este asunto.

En el acuerdo, también se incluye la elaboración de un estudio sobre oferta pública de empleo, una campaña de dignificación del empleado público, y el apoyo a la conciliación familiar y laboral.

 

 


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba