Opinión

Lo malo

Lo malo no es que el señor Bárcenas tire de la proverbial manta y diga que lo de la caja B lo hacían en todas partes y a todas horas, lo malo es que no nos sorprenda nada. Durante los meses que han ido pasando, al ciudadano medio le ha interesado más la espectacularidad de algunas acciones, su carácter peliculero (gente que entra en casas con pistolas de pega, declaraciones altisonantes, amenazas veladas), que el hecho mismo que estaba ocurriendo.

[pull_quote_left]Lo malo es que la culpa la tienen, la tenemos, los millones de ciudadanos que tantas veces han, hemos, convalidado lo inaceptable[/pull_quote_left]Lo malo es que la culpa la tienen, la tenemos, los millones de ciudadanos que tantas veces han, hemos, convalidado lo inaceptable. No es la primera vez que en este país se descubren las contabilidades dobles de los partidos fundamentales del sistema: es la tercera. La primera la pagó el Partido Socialista con su primer pase a la oposición, y eso estuvo bien, porque el sistema funcionó.

Durante la segunda (que protagonizó el Partido Popular, y se llamó “el caso Naseiro”), los españoles oímos en la tele a un desconocido concejal de provincias decir que estaba en política para forrarse, y luego las actuaciones se anularon por un defecto de forma, que no de fondo, y el desconocido concejal de provincias llegó a ser ministro de un presidente que no tenía complejos. Ni otras cosas que hay que tener en política, como sentido de la vergüenza.

La tercera la estamos viviendo. Y el PP repite. ¿Funcionará el sistema, como aquella primera vez, o convalidaremos como la segunda que da igual lo que hagan porque ya suponemos que lo hacen?

——

 


Deja un comentario

Botón volver arriba