Cultura

Javier Riera expone “Sincronicidad” en el DA2

El centro de arte contemporáneo de Salamanca ofrece desde hoy una nueva muestra expositiva en su Sala 5. Se trata de la exposición “Sincronicidad” del artista asturiano Javier Riera, una colaboración del DA2 y la galería salmantina Adora Calvo.

El trabajo de este artista se basa en proyecciones de luz con forma geométrica realizadas directamente sobre la vegetación y el paisaje. Se desplazó a espacios naturales, elegidos previamente, con el material y los medios necesarios para llevar a cabo intervenciones lumínicas que, por su propia naturaleza, son efímeras. Utiliza la fotografía como medio de registro y difusión de lo sucedido.

Lo que el espectador que se acerque al centro de arte podrá ver en las proyecciones que se muestran en la sala son tres secuencias de imágenes que registran los cambios experimentados por la luz, que evoluciona hacia el amanecer o el anochecer, sobre las intervenciones lumínicas en el paisaje.

Recorrido

Cada secuencia es un recorrido de unas 120 imágenes, entre la imagen quemada por saturación de luz, la conformación del paisaje y la aparición o disolución de la forma geométrica sobre el mismo. El diafragma y la velocidad permanecen constantes en todo el proceso de registro fotográfico, con el fin de garantizar el aspecto mecánico del mismo. Las secuencias se muestran como tres sucesos que merecen ser observados simultáneamente.

Tal como explica el artista, el título de la exposición, “Sincronicidad”, hace referencia al concepto definido por Jung como “coincidencia temporal de dos o más sucesos relacionados entre sí de una manera no causal, cuyo contenido significativo sea igual o similar”.

Cianotipias

Las cianotipias están realizadas con una emulsión fotosensible sobre papel de grabado, y se han agrupado formando dos libros que el espectador puede manipular pasando las páginas. Suponen por tanto una narración hecha de fragmentos con aspecto de positivos y negativos fotográficos, imágenes quemadas por la luz o sumergidas en sombra, geometrías, retazos de paisaje y elementos que denotan la presencia de los animales como alas de buitre, astas de ciervo o la propia imagen del animal atisbado.

Ambos trabajos, las secuencias proyectadas en vertical y la horizontalidad de los libros suponen una investigación acerca del modo en que las imágenes se conforman en nuestra mente y permanecen en ella durante un tiempo.

 


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba