Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Iberdrola cierra la venta de su negocio de ciclo combinado en México

La operación supone 6.200 millones de dólares
Andrés Manuel López Obrador e Ignacio Galán

Iberdrola ha cerrado la venta del 55% de su negocio en México por unos 6.200 millones de dólares -unos 5.800 millones de euros-. La operación supone la venta de 13 centrales de generación con una capacidad instalada de 8.539MW, de los que el 99% corresponde a ciclos combinados de gas y el 87% a plantas que operan bajo el régimen de Productor Independiente de Energía, contratadas con la CFE.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, ha subrayado durante su visita a la central de ciclo combinado de Tamazunchale, en el céntrico estado de San Luis Potosí, junto al presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador que, “el compromiso y la palabra son lo más preciado para un charro como yo, por eso agradezco a todos los que han hecho posible este acuerdo, reafirmando nuestro deseo de seguir generando empleo y riqueza para los mexicanos”.

En concreto, se trata de los ciclos combinados de gas, que operan bajo régimen de Productores Independientes de Energía contratados con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Monterrey I y II -449MW-, Altamira III y IV -1.096MW-, Altamira V -1.155MW-, Escobedo -878MW-, La Laguna -537MW-, Tamazunchale I -1.179MW-, Baja California -324MW-, Topolobampo II -917MW- y Topolobampo III -766MW-, junto con el activo eólico La Venta III -103MW-, que suponen un 87% del total de la capacidad instalada a desinvertir, y los ciclos combinados de gas privados de Monterrey III y IV -477MW-, Tamazunchale II -514MW- y Enertek -144MW-. 

Los más de 460 empleados de estas instalaciones también pasarán a formar parte del fideicomiso liderado y gestionado por MIP (México Infrastructure Partners). Esto equivale al 55% del beneficio bruto de explotación (ebitda) en el país, incluyendo los contratos asociados y los empleos vinculados a la operación.

Galán ha recordado que la venta de 13 de sus plantas de generación de energía eléctrica, modernas y altamente eficientes, al Estado mexicano es consecuencia de una reunión hace cuatro años en Palacio Nacional: “Quiero destacar el excelente trabajo realizado por los equipos de México e Iberdrola a lo largo de estos años y reafirmar que seguiremos invirtiendo en nuevas centrales renovables para seguir suministrando energía a las industrias mexicanas”.

Iberdrola conservará 15 plantas, toda su actividad con clientes privados y su cartera de proyectos renovables para seguir incrementando sus activos eólicos y solares en el país en los próximos años.

Ignacio Galán ha destacado que, “Iberdrola se ha convertido en los últimos diez años en una empresa global con presencia en decenas de países, hoy es la primera compañía de Europa y la segunda del mundo por capitalización bursátil”.

La desinversión se cierra de acuerdo con los términos acordados el pasado mes de junio y encaja dentro de la estrategia del grupo Iberdrola contribuyendo al cumplimiento de sus compromisos de descarbonización.

La operación ha contado con el apoyo financiero del Fondo Nacional de Infraestructura de México (Fonadin), de otras entidades financieras públicas vinculadas al Gobierno de México y de entidades financieras privadas.

Como parte del acuerdo, Iberdrola ha firmado con el fideicomiso, liderado y gestionado por MIP, contratos de compraventa de energía y potencia, así como un contrato de prestación de servicios transitorios para la gestión temporal de los activos vendidos.

Compromiso con la descarbonización

La compañía cuenta en el país con una cartera de más de 6.000MW de proyectos renovables, de los que más de 2.000MW se desarrollarán en los próximos cinco años, para asegurar energía a sus clientes privados contribuyendo al desarrollo renovable de México, que será imprescindible para el aprovechamiento de la oportunidad que ofrece las alianzas con Estados Unidos.

El pasado mes de abril el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, y el presidente del Gobierno de México, Andrés Manuel López Obrador, anunciaron el inicio de una nueva etapa tras la firma de un acuerdo de intenciones suscrito entre filiales de Iberdrola México y MIP, que se ha cerrado ahora. Ambos presidentes se comprometieron en avanzar en el desarrollo de las energías renovables en el país como demuestra la entrada en operación, el pasado mes de septiembre, del activo renovable Santiago Eólico con una capacidad instalada de 105MW.

El Grupo Iberdrola, a través de las nuevas inversiones que llevará a cabo en México, reafirmará su liderazgo en el desarrollo de energías renovables contribuyendo al proceso de transición energética del país.

1 comentario en «Iberdrola cierra la venta de su negocio de ciclo combinado en México»

Deja un comentario

No dejes ni tu nombre ni el correo. Deja tu comentario como 'Anónimo' o un alias.

Más artículos relacionados

Te recomendamos

Buscar
Servicios