Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Opinión

De la corrupción

Koldo García y Ábalos.

A muchos nos había sorprendido gratamente el largo periodo de tiempo en ejercicio (tiempo complejo y complicado donde los haya) durante el cual el gobierno actual se había visto libre de ser salpicado por casos de corrupción. Parecía que los gobiernos de Pedro Sánchez y compañía, querían batir todos los récords en esta materia de corrección y limpieza, exigible en todo servicio público.

Una diferencia además notable y llamativa respecto a gobiernos anteriores muy corroídos por esta lacra, especialmente los del PSOE del tiempo de Felipe González y los del PP de todos los tiempos, porque si este último partido se ha empleado en algo a fondo ha sido en beneficiarse mediante la corrupción.

Lógicamente lo primero que habría que preguntarse es por qué nuestro país está tan afectado y perjudicado por esta lacra que tanto deteriora la economía de todos y la democracia.

Pero si pensamos que entre nosotros hay pensadores de mucho renombre que justifican la corrupción como peaje inevitable del sistema que defienden, que no es otro que el capitalismo salvaje y desregulado, y pensamos también en el ejemplo dado por la jefatura del Estado durante el periodo del rey demérito, quizás no nos sorprenderá tanto que nuestro país se haya vuelto un ejemplo sobresaliente de país corrupto y esta se haya normalizado hasta extremos verdaderamente inimaginables.

Como decimos, durante un largo periodo de tiempo (ya casi nos habíamos acostumbrado) a este gobierno o a miembros de este gobierno, no se les había involucrado en casos de corrupción, y además en los momentos más críticos por los que hemos pasado como sociedad en los últimos años (pandemia y demás), ha actuado siempre con una vocación justamente progresista de servicio público y solidaridad, muy al contrario que los gobiernos anteriores en momentos también críticos, como por ejemplo la estafa financiera de 2008.

Por todo ello tenemos esperanza de que este gobierno actuará ante los casos de corrupción que se descubran como corresponde a un gobierno progresista y de forma muy diferente a los gobiernos anteriores del PP y el gobierno de Ayuso, y no solo actuará con transparencia y exigiendo responsabilidades a quien corresponda, sino que desde luego no pondrá en marcha unas «cloacas policiales» para tapar sus casos de corrupción y perseguir de forma totalitaria a sus adversarios políticos.

Que así sea.

Deja un comentario

No dejes ni tu nombre ni el correo. Deja tu comentario como 'Anónimo' o un alias.

Te recomendamos

Buscar
Servicios