Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Hanami: de Tokio a Washington

Félix González, socio director general, de Capitalia Familiar EAFN, analiza el comportamiento de los mercados financieros
Cerezos en flor. Imagen. Pixabay.

Hanami, en japonés, significa contemplar las flores y, con la explosión de la floración de los cerezos (sakura), marca el inicio de la primavera, la celebración de la belleza de la vida y, al mismo tiempo, el reconocimiento de su transitoriedad.

Esta próxima semana, el Banco de Japón podría decretar oficialmente el inicio de la primavera en la economía nipona, abandonando su política de tipos de interés negativos. Sería el martes 19, y pondría así fin a un largo invierno en materia de política monetaria, que se inició con la crisis financiera global de 2008. De hecho, el Banco de Japón es el único banco central del mundo que aún mantiene una política de tipos de interés negativos.

La decisión que podría adoptar el Banco de Japón esta semana sería pequeña en cuanto a su magnitud (el tipo de interés de referencia podría pasar del -0.10% al rango objetivo de entre el 0% y el 0.10%), pero sería una decisión muy relevante en cuanto a su posible trascendencia futura a nivel global.

Hay que tener en cuenta que, desde hace años, el yen se viene utilizando como divisa preferente para la financiación de posiciones de riesgo en los mercados financieros a nivel global (lo que se conoce como carry trade). El inicio del proceso de subida de tipos por parte de la autoridad monetaria nipona hará menos ventajosa esta financiación en yenes y, por tanto, podría llegar a inducir cambios relevantes en los flujos de capital a nivel internacional.

Al día siguiente, el miércoles 20, será el turno de la Reserva Federal estadounidense. La autoridad monetaria norteamericana no recortará aún su tipo de interés (actualmente en el 5.50%), pero con la actualización de sus previsiones macroeconómicas, podría reforzar (o enfriar) las expectativas del mercado acerca de un primer recorte en su reunión del 12 de junio.

El impulso alcista de las bolsas principales se ha debilitado claramente en los últimos días, y en estos momentos las dinámicas tanto de corto como de medio plazo no son concluyentes. La actitud es de espera prudente.

En los mercados de renta fija, los incipientes giros alcistas fueron abortados durante la semana pasada de manera contundente, y las dinámicas vuelven a ser claramente bajistas.

Veremos si este hanami del Banco de Japón no termina convirtiéndose en harakiri

Félix González, socio director general, de Capitalia Familiar EAFN

Deja un comentario

No dejes ni tu nombre ni el correo. Deja tu comentario como 'Anónimo' o un alias.

Más artículos relacionados

Te recomendamos

Buscar
Servicios