Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Sanidad aborda las necesidades de personal en verano

El Ministerio de Mónica García convoca un Consejo Interterritorial el 5 de junio
Entrada del hospital de Salamanca. (Archivo)

El Ministerio de Sanidad convocará un Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) extraordinario el día 5 de junio para abordar las necesidades de profesionales de cara a este verano. Para ello, su titular, Mónica García, remite una carta a los consejeros en la que les solicita que, para que la reunión sea fructífera, envíen en un plazo de 48 horas los planes de verano que hayan elaborado para gestionar el próximo periodo estival en Atención Primaria.

ICAL. En la misiva, según fuentes del Ministerio, García recuerda que “este asunto ya se trató en el pleno monográfico sobre Atención Primaria del CISNS en enero, así como en el último pleno de la Comisión de Recursos Humanos del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. En estas reuniones, añadió, se dejó abierta la posibilidad de enviar al Ministerio las dudas que surgieran acerca de qué medidas podían tomarse para que fueran abordadas por la Dirección general de Ordenación Profesional. También se trató esta cuestión en la reunión del Grupo de Atención Primaria de la Comisión de Recursos Humanos, celebrada en marzo”.

Al respecto, Sanidad explicó que la pandemia de Covid provocó que en 2020 los especialistas en formación comenzaron su periodo de prácticas en septiembre en vez de en junio, como es habitual. Por eso este año, aclaró, durante los meses de verano va a haber una promoción menos de especialistas de las diferentes categorías, pero a la vez van a coexistir dos promociones de especialistas en formación de cuarto año (y el verano que viene, dos promociones de quinto año en las especialidades que tengan esa duración).

El ámbito donde la situación es más complicada, indicó el Ministerio, es el de la Medicina Familiar y Comunitaria, especialmente en la práctica en Atención Primaria. Por ello, el Ministerio recordó que esta realidad es conocida desde hace cuatro años y, por eso, desde Sanidad se entiende que las instituciones competentes en la gestión de los profesionales, han tenido tiempo para realizar la planificación adecuada y poner en marcha las “medidas idóneas” para llevar a cabo la asistencia sanitaria durante el verano, garantizando así mismo la conclusión del periodo formativo de los futuros profesionales en su especialidad.

En todo caso, el Ministerio se mostró dispuesto a ayudar tanto en la planificación como en la búsqueda de soluciones eficaces para asegurar el correcto funcionamiento del sistema sanitario. Esa colaboración, insistió, se hará siempre dentro del marco de la legislación vigente y de la correcta formación de los residentes, a los que durante la pandemia se les pidió un esfuerzo extraordinario que marcó el inicio de su formación y que, ahora, tenemos la responsabilidad de cuidar y garantizar hasta el final, aclaró la ministra..

Este año es la primera vez que los servicios de salud contarán con dos promociones completas de médicos internos residentes de cuarto año con capacidad para desempeñar sus funciones de forma autónoma. Es también, añadió, un año en el que los residentes de primer año se incorporan antes. En este sentido, recordó que las comunidades tienen entre sus competencias la gestión de los profesionales que trabajan en sus servicios de salud, pudiéndose tomar medidas en el ámbito de la incentivación del disfrute del período vacacional fuera del periodo estival donde suelen acumularse las dificultades de contratación, la distribución de efectivos y turnos u otras medidas.

También se señala en la carta que hay propuestas en relación a esta situación que no pueden ser adoptadas dentro del marco legal actualmente existente, puesto que se vulnerarían los procesos correctos de formación sanitaria especializada de los médicos internos residentes. Se trata, en concreto, de la contratación de profesionales sin especialidad, de la contratación como personal especialista de profesionales en periodo formativo, terminando de facto la especialidad con antelación, y la ubicación sin supervisión presencial asignada de médicos internos residentes de cuarto año en centros donde no hubiera otros profesionales.

En el conjunto de España, los residentes de cuarto año suponen el 7,2 por ciento de la plantilla de Medicina Familiar y Comunitaria. La situación de este verano supone, por un lado, poder contar con el 100 por 100 de estos profesionales durante todo el verano y, por otro, no debería suponer una merma en la planificación estival en un contexto de adecuación de plantillas a la demanda de la ciudadanía.

Deja un comentario

No dejes ni tu nombre ni el correo. Deja tu comentario como 'Anónimo' o un alias.

Más artículos relacionados

Te recomendamos

Buscar
Servicios