Economía

Los sindicatos alertan de la aparición de trabajadores pobres en Salamanca

La devaluación de los salarios, las reducciones de jornada por los expedientes de regulación de empleo y la contratación temporal ha propiciado la aparición de los trabajadores pobres, que son aquellos que teniendo empleo sus remuneraciones no cubren sus necesidades.

Hasta ahora el riesgo de exclusión se centraba en el colectivo de los parados, pero con la precarización del mercado de trabajo empiezan a darse casos de trabajadores pobres en Salamanca.

“No hay estadísticas oficiales”, relata Emilio Pérez, secretario provincial de CCOO, “pero hay muchos descuelgues salariales de los convenios y se da esa situación”, precisa.

“Estamos en bastantes casos con contratos a tiempo parcial (cobran cuatro horas pero pueden trabajar el doble) y así está la gente, que no hace ascos a nada”, prosigue el dirigente sindical.

Devaluación salarial del 20%

La devaluación que han experimentado los salarios salmantinos durante la crisis se sitúa entre el 18 y el 20 por ciento, según señala el secretario provincial de CCOO debido “a la congelación de 2013 y los recortes por los descuelgues o por acuerdos bilaterales entre la empresa y el trabajador con reducciones importantes”, explica Emilio Pérez.

Estos cambios en las relaciones laborales han creado una situación “de la que ya no se sale. Hay que acostumbrarse. Lo relacionado con salarios y condiciones laborales es estructural. Esto viene para quedarse. Los empresarios tendrán colas de gente dispuesta a trabajar por menos que el que está delante, gente dispuesta a trabajar para ser pobres, lo que propiciará un aumento de la economía sumergida”.

El panorama que se dibuja no es demasiado alentador. “Desaparece la clase media ficticia y habrá que acostumbrarse a cobrar 600 ó 700 euros con contratos a tiempo parcial y el resto, en un sobre. A nosotros nos consta que ocurre esto, pero los trabajadores no nos permiten que lo denunciemos”, comenta Pérez.

La reforma laboral

El secretario provincial de CCOO asegura que “esto es fruto de la reforma laboral que facilitó una reducción legal de los salarios, que ampara esas injusticias, que permitirá a los empresarios tener una oferta permanente de trabajadores dispuestos a trabajar a cualquier precio, también en Salamanca. Y eso, el que pueda tener un contrato legal, porque en hostelería, en la noche cada vez hay más empleo ilegal, también entre las empleadas de hogar, que se dan de baja de la Seguridad Social para cargar esos 150 euros más en su sueldo y prefieren no cotizar”.

[quote_box_left]

EXPLICACIÓN DEL GOBIERNO

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, estuvo en Salamanca la semana pasada para participar en un acto preelectoral del PP. Al plantearle la cuestión de que los sindicatos alertaban de que el empleo que se está creando es más precario y con salarios a la baja dijo que “es mejor el empleo que se crea que el que no se crea. Lo relevante es que se crea empleo por primera vez (desde que empezó la crisis) y aumenta la afiliación a la Seguridad Social. El análisis depende de la óptica de cada cual”.

Burgos explicó que “ahora no hay mayor objetivo que recuperar el crecimiento y crear empleo. Cuando las medidas favorecen la contratación estable me parece una crítica precipitada decir que se genera empleo más precario o de peor calidad. Se apuesta por una contratación estable y con plena protección social. No tiene nada que ver con los contratos basura de antes que no tenían protección”.

[/quote_box_left]

José Luis Hernández, secretario provincial de UGT asegura que esta situación es la consecuencia de “una maniobra orquestada. La reforma laboral ha dado pie al despido y que cuando los empresarios quieran puedan aligerar sus plantillas. Al haber más demandantes de empleo que trabajo pueden hacer que te contrato por cuatro horas, te pago seis y trabajas ocho o diez”.

Salarios de 700 euros

El dirigente ugetista asegura que se ha abaratado la mano de obra mientras que el coste de la vida no ha sufrido una devaluación del mismo alcance que los salarios. “Como no podían competir con la devaluación de la moneda se devaluaron los salarios, y lo que antes era un mileurista, del que se reían, ahora si tiene un contrato puede darse con un canto en los dientes y ganando entre 700 y 800 euros al mes”, indica.

Hernández explica que están aumentando los contratos a tiempo parcial “y el trabajador es un esclavo de la empresa, que puede modificarte el 10 por ciento de la jornada y aumentar las horas. Se están sustituyendo contratos dignos por otros más precarios a tiempo parcial. De ahí viene la reducción de los salarios y el empobrecimiento”.

Hernández coincide con su homólogo en CCOO en que la precarización de la contratación y los bajos subsidios por desempleo “hacen que aumente la economía sumergida. ¿De qué vivien las 900 familias de Salamanca que no tienen ingresos?”, se pregunta.

 

Mostrar más


Noticias relacionadas

2 comentarios

  1. Ya hace mucho tiempo que hay trabajadores pobres en Salamanca, no hace falta que los sindicatos presenten esto como una novedad. Trabajamos para malvivir, y tener trabajo no implica tener cubiertas las necesidades básicas. Pero, repito, ESTO NO ES NADA NUEVO. Es el día a día de Salamanca y del resto del país.

  2. y cuantos bares,no hacen contratos, pagando en negro o si tienen contratos solo es una plantilla mínima para saltarse las inspecciones, haciendo trabajas 15 días seguidos. nos ponemos a decir bares.discotecas y pub y no terminamos es una vergüenza

Deja un comentario

Botón volver arriba