Portada

Interior reduce la unidad policial que investiga la corrupción del PP en Alicante

El Ministerio del Interior no apuesta por la Brigada de Blanqueo de Alicante, un grupo policial que se encarga de casi una treintena de investigaciones judicializadas relacionadas muchas de ellas con la corrupción, como el caso Brugal, cuya instrucción -sobre una trama política y económica con ramificaciones en toda la provincia y que se divide en 20 causas judiciales- acumula ya siete años de diligencias atascadas, según informa El Confidencial.

 

Hace quince días, la Comisaría Provincial de Alicante volvió a menguar este ya reducido grupo de policías que actualmente apenas supera la media docena de agentes. Un inspector y un subinspector especializados en investigaciones anticorrupción, que han trabajado en la zona en los últimos años, abandonaron el grupo para ser trasladados a otros puestos de trabajo.

Según fuentes policiales consultadas por El Confidencial, ninguno de los dos será sustituido previsiblemente en los próximos días y su salida se une a la que próximamente será anunciada de otro miembro más del equipo, lo que dejará el grupo en cuadro.

La decisión de volver a mermar los efectivos de la Brigada de Blanqueo (perteneciente a la UDEF) -que investigan el presunto amaño urbanístico de los exalcaldes de Alicante Luis Díaz Alperi y Sonia Castedo en beneficio del empresario Enrique Ortiz– ha desanimado por enésima vez a los responsables de las pesquisas, que llevan más de un año solicitando la ampliación de plantilla para hacer frente a todos los procesos abiertos (Puerta Uno, la supuesta financiación ilegal de una campaña electoral, las investigaciones a políticos, etc.).


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba