Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Lorenzo Sentenac

Lorenzo Sentenac

Nací en Salamanca, y en esta ciudad realicé mis estudios de Bachillerato (en el Fray Luis) y Licenciatura en Medicina. Hoy trabajo de médico en Toledo, así que puedo decir que he gozado y gozo de dos de las ciudades más bellas y “mágicas” de España. Hace poco, coincidiendo con la crisis, he empezado a colaborar con algunos artículos en prensa

Últimas Publicaciones

De la corrupción

Tenemos esperanza de que este gobierno actuará ante los casos de corrupción que se descubran como corresponde a un gobierno progresista y de forma muy diferente a los gobiernos anteriores del PP y el gobierno de Ayuso

Confunde como puedas

Allí donde veamos un retorcimiento de la realidad y de los conceptos básicos para que la realidad encaje en nuestros prejuicios y dogmas, debemos pensar que existe muy poco respeto por la razón

Credibilidad

En la esfera política. Requiere esfuerzo y coherencia, y también «buena intención», en el sentido público y comunitario que puede darse a esta expresión

Terrorismo

A la hora de dilucidar qué es «terrorismo», convendría preguntarse cuánto terrorismo hay en los muertos por los recortes (neoliberales) de los servicios públicos, ya antes de la pandemia, durante, y después

La refundación fallida

El auge de la ultraderecha deriva del auge previo del neoliberalismo como corriente hegemónica y excluyente

Izquierda internacional

Para estos liberales patrioteros no hay más nación que el dinero, y venderían cualquier patria, incluida la suya, por un paraíso fiscal

Variedad y uniformidad

La proliferación de ideas y de opciones políticas (algo que siempre ha rechazado el totalitarismo de cualquier signo) introduce complejidad y dificultad en el debate, pero al mismo tiempo lo enriquece

Debates y polarización

Cuando se habla de polarización me quedo un tanto perplejo en cuanto que no veo enfrente de un polo, el de la ultraderecha, otro polo similar que le haga frente

Flexibilidad y esclerosis

Es evidente que, con este tipo de prácticas totalitarias, una democracia y una Constitución no pueden tener buen nombre ni aspirar a un alto prestigio

Lo cotidiano es lo esencial

En algunos momentos las palabras de Felipe VI no concuerdan con la realidad vivida por los ciudadanos al suponer y dar por descontado que esta Constitución garantiza los servicios públicos y protege lo cotidiano

Buscar
Servicios