Economía

«Las farmacéuticas son emprendedoras y valientes»

Juan Zarza, responsable de FarmaTrading en Salamanca, hablamos del sector farmacéutico, uno de los más valorados del sistema sanitario

Juan Zarza es el responsable de FarmaTrading en Salamanca, empresa que se dedica a la compra/venta de farmacias desde 2008 y abrieron delegación física en Salamanca en 2016. «Nosotros nos encargamos de coordinar todo el proceso. Desde que un farmacéutico tiene la primera inquietud de compra, donde lo orientamos sobre si es o no el momento, los precios, buscamos vendedores, hasta la financiación que necesita».
¿Y después?
También. No nos olvidamos. En este sector hay una peculiaridad, una persona no puede tener dos farmacias a la vez. Nosotros damos un servicio, no podemos fabricar farmacias…. Ofrecemos un servicio de intermediación y nuestro grado de impacto y satisfacción va a estar determinado porque la siguiente vez que quieran moverse, cuenten con nosotros.

¿Es sencillo el proceso de comprar una farmacia?
No digo que sea fácil. No hay dos farmacias iguales, no hay dos compradores iguales, no hay dos situaciones económicas iguales, no hay dos criterios de compra iguales. Tenemos que adaptarnos a las necesidades del cliente y ofrecerles lo que más le beneficie.

Pero, ¿FarmaTrading no es una inmobiliaria?
No. Nosotros nos centramos en la compra/venta de farmacias. Nos dedicamos a gestionar la trasmisión de una farmacia, de un farmacéutico vendedor a un farmacéutico comprador en todo el proceso que lleva.
Una farmacia es un negocio de propiedad privada, pero con interés público, por la cuestión sanitaria. Incluso la transmisión de una farmacia está regulada por la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, en el caso de nuestra Comunidad autónoma.

Laura Mateos y Rocío González, junto a Juan Zarza, en su farmacia del paseo del Rollo.

Sanidad obliga a tener la disponibilidad jurídica del local donde está la Farmacia, porque lo precisa para atender a su clienta. Muchas veces se compra el local, en otras ocasiones se alquila.También el estocaje de medicamentos que tiene para que continúe funcionando; se asimilan empleados que ya estaban trabajando con el titular anterior. «Hay que sincronizar banco, comprador, vendedor, los empleados, la notaria, volver con Sanidad… Nosotros nos encargamos de coordinar este proceso».

¿Es difícil que los bancos, que han estado tan conservadores, den un crédito para adquirir una farmacia?
Siguen teniendoconfianza. Eso no quita que el sector ha tenido sus altibajos y a la hora de ajustar beneficios y ventas, como es un tema sanitario, cuando hay recortes en Sanidad, una parte importante lo sufre la farmacia como tal.

Carmen Gutiérrez, junto a Juan Zarza, en su farmacia de La Vellés.

 

Por lo que, el sector ha sufrido la crisis…
Sí. El farmacéutico en primer lugar. Cuando hay recortes en Sanidad, no cuentan con la opinión de los farmacéuticos, los márgenes y la facturación bajan. Por tanto, si una farmacia tiene que venderse en ese momento, su precio también baja.

El responsable de FarmaTrading en Salamanca nos cuenta que con la crisis, el patrimonio del farmacéutico se ha resentido. «No es todo lo idílico que se puede imaginar desde fuera. Hay personas que piensan que los medicamentos los facilita el Estado… En Castilla y León tenemos la suerte de que a nivel de pagos, la Junta no ha incurrido en impagos. El farmacéutico tiene que adelantar el dinero de los medicamentos, se los dispensa al usuario y luego lo cobra del Sistema General de Salud, vía comunidad autónoma. Si la comunidad autónoma decide no pagar, es el farmacéutico el que corre el riesgo. Esto ha pasado en comunidades como Castilla-La Mancha, Valencia,…»

Los farmacéuticos son un eslabón importantísimo en el Sistema Nacional de Salud.Actualmente, una farmacia es una empresa que da un servicio muy importante en el tema sanitario, hacen guardias que costean ellos mismos, arriesgan y aportan su patrimonio personal y en algunos casos hipotecan bienes de la familia. Son autónomos. «Rompamos una lanza a favor de los farmacéuticos, porque en este sector se hablan de transacciones millonarias, pero no conocemos el riesgo y lo que ha puesto un farmacéutico detrás», puntualiza Juan Zarza.

Así que… ¿Todos los farmacéuticos no son ricos?
(Sonrisa) No. Hay muchos mileuristas, dependiendo de la zona donde estén.En una comunidad como Castilla y León donde la despoblación es muy grande, hace dos décadas todos los pueblos contaban con una farmacia. Entonces, esas localidades tenían 800 o 1.000 habitantes, ahora 300. Hay farmacias que facturan muy poquito. Por eso, en algunas zonas rurales, las farmacias son VEC -Farmacias de Viabilidad Económica Comprometida- que reciben ciertas ayudas, que no le solucionan, porque tienen muy poca clientela, pero que es necesario que estén para atender a la población.

¿Nos puede contar cómo se valora una farmacia?
Se valora por el Excedente que deja de beneficio, partiendo de una facturación. Las farmacias modestas son las que facturan menos de 300.000€ al año. Las más demandadas están entre 300.000€ y 800.000€ de facturación al año. A partir de 800.000€ son grandes y tienen otra tipología y necesitan más empleados, tienen otra serie de Reales Decretos que les afectan, pueden necesitar abrir más horario,…

¿Se regatea en este sector?
(Risas) El que compra tiene una posición y el que vende otra. Lo que sí puedo decir que nosotros fomentamos que haya muy buena relación entre el que vende y el que compra, porque le cede un negocio con empleados, clientes, proveedores,… hay un periodo de adaptación. Procuramos que haya un periodo de transición hasta que se incorpore definitivamente la nueva titularidad.

 

Ahora que se habla mucho de que el siglo XXI será el de las mujeres. ¿Cómo está el sector farmacéutico?
Es muy femenino. Si nos fijamos en los últimos 50 años, la fisionomía de la persona que está al frente de la farmacia ha cambiado muchísimo. Hay muchísimas mujeres como titulares de farmacias. Son mujeres emprendedoras y valientes. Además tienen una gran capacidad para coordinar.

Noticias relacionadas

Botón volver arriba