Deportes

Inmenso, Nadal

Rafael Nadal ha dejado en silencio la pista central de Rolad Garros, y aun público históricamente hostil con el jugador español.

 

Este domingo ha ganado su décimo Roland Garros, hecho histórico, con una exhibición pletórica de tenis que ha apabullado su rival, el suizo Wawrinka, que no ha tenido ni un asola opción.

Nadal ha despachado a su rival en poco más de dos horas (6-2, 6-3 y 6-1), apoyándose en una confianza y unos golpes precisos y violentos que han desquiciado a su oponente.

Y un revés cruzado que ha incorporado a su repertorio que le ahorra desplazamientos y le hace ganar muchos puntos y que, por ahora, no tiene antídoto. Mientras se lo encuentran, se paseará de nuevo por las pistas sembrando el temor entre sus rivales.

Wawrinka, uno de los jugadores más en forma del momento, no pudo con la intensidad, el convencimiento y el recital de tenis que ofreció Rafa Nadal para sumar su decimoquinto grande en su carrera, diez de ellos sobre la tierra de Roland Garros.

Nadal ha vuelto con una versión mejorada.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba