Local

Beneficios de la esterilización de perros y gatos

Esterilizar a un animal, ya sea perro o gato, es una decisión que ha aumentado con el paso de los años. “Sobre todo personas que tienen dos perros en casa”, comenta Carmen Sánchez, de una clínica veterinaria salmantina.

 

Y es que esta decisión es un acto de responsabilidad hacia él puesto que si no se tiene pensado criar, es la mejor opción para proporcionarle un futuro mejor, tanto física como psicológicamente.

Son muchos los animales abandonados cada año en nuestro país, y una gran parte de ellos vienen de camadas no deseadas, precisamente por no haber esterilizado a tiempo. Este acto evita el sacrificio y abandono de perros y gatos cada año.

¿Por qué esterilizar?

Principalmente para prevenir camadas no deseadas, pero también para mejorar la salud de nuestro animal. Y es que al esterilizar a machos, evitamos tumores en la próstata, testículos y ano, transmisión de la leucemia y la inmunodeficiencia en gatos. En hembras se evita la infección bacteriana de útero (piometra), quistes y tumores ováricos, tumores mamarios, embarazos psicológicos y la transmisión de la leucemia y la inmunodeficiencia en gatas.

Además, evitamos problemas de comportamiento, como puede ser la agresividad y dominancia (sobre todo en machos), fugas y peleas por hembras en celo, embarazos no deseados y malos olores y secreción de sangre durante el celo. Los animales esterilizados son más dóciles y algunos machos que tienen problemas de agresividad mejoran, ya que se les reducen los niveles de testosterona. Además, las hembras dejan de estar irritables y de escaparse para buscar machos que las monten.

En Salamanca, cada vez son más las personas que deciden tomar esta decisión y esterilizar a su mascota. “Antes se esterilizaba más a los gatos, ahora también ha aumentado el número de perros esterilizados”, explica Carmen Sánchez.

Es un procedimiento muy poco invasivo con buenas herramientas, en el que el animal casi no sufre y es mucho más barato que tener que mantener a las crías de nuestra mascota o tratar las enfermedades que puedan desarrollar a largo plazo y que se pueden evitar con esta operación.

Además, Sánchez desmiente que los animales esterilizados engorden y aconseja que cuanto más joven sea el animal a la hora de esterilizarlo, mejor. Mientras nuestra mascota tenga el mismo estilo de vida que tenía antes de la operación, esterilizarlo no lo predispone a que coja unos kilos. Pero, aun así, no sería excusa para no hacerlo ya que existen muchos piensos de calidad específicos para animales esterilizados.

También es falso que las hembras tengan que criar una vez para mantenerse sanas, ya que no existe una relación entre la reproducción y su bienestar. Al contrario, los animales no sienten deseo de tener hijos, su sexualidad está dictada por sus hormonas. Muy al contrario, si se esteriliza a las hembras antes del primer celo la probabilidad de que sufran cáncer de mama son casi un 0%, un porcentaje que aumenta con los celos que haya pasado.

¿Cuánto cuesta esterilizar?

Por norma general, es más caro esterilizar a una hembra que a un macho ya que el proceso quirúrgico de esta es un poco más laborioso. El precio final depende de cada veterinario y de la edad, sexo y peso del animal. El precio de castrar a un macho gato puede variar desde los 50 a los 200€ mientras que una hembra varía desde los 100€ a los 300€.

En el caso de los perros, depende de la raza y sobre todo, del tamaño. Castrar a un macho puede costar desde unos 200€ y a una hembra, desde 300€.

Lo importante al tomar esta decisión es consultarlo con nuestro veterinario de confianza puesto que los precios varían según cada clínica. Y nadie mejor que un veterinario para que nos recomiende qué es lo mejor para nuestra mascota.

Texto: María López San Juan



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba