Castilla y León

Habrá bonificaciones fiscales para las víctimas del terrorismo y de la violencia de género

La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, ha informado este jueves al Consejo de Gobierno del contenido del Anteproyecto de Ley de Medidas Tributarias para 2018, más conocida como Ley de Acompañamiento de los Presupuestos. Como principales novedades incluye la creación de nuevos beneficios fiscales en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones para las víctimas del terrorismo y las de la violencia de género, y el establecimiento de una ayuda económica anual para los hijos menores de edad de las mujeres que hayan fallecido por esta última causa.

 

En el caso de las víctimas del terrorismo, el anteproyecto legislativo que acompañará al Proyecto de Presupuestos de la Comunidad para el próximo año contempla una reducción del 99 % en la tributación de las donaciones que reciban, procedan de sus familiares o no. Además en el Impuesto sobre Sucesiones se prevé aplicar ese mismo porcentaje de bonificación tanto a sus herederos, en las llamadas adquisiciones ‘mortis causa’, como a las propias víctimas cuando sean las receptoras de herencias en vida.

Con ello se cumple el mandato del artículo 15 de la Ley de Reconocimiento y Atención a las Víctimas del Terrorismo en Castilla y León, que fue aprobada por las Cortes hace poco más de una semana, en concreto el pasado 20 de septiembre, por acuerdo unánime de todos los grupos parlamentarios.

Junto a esto y en la misma línea, se modifica la ley de Tasas y Precios Públicos de la Comunidad, para liberar al colectivo de víctimas del terrorismo de los pagos asociados a la expedición de títulos y certificados, así como por la realización de pruebas en el ámbito de las enseñanzas no universitarias y por su presentación a procesos selectivos de acceso a la Administración autonómica.

El texto que ha conocido el Consejo de Gobierno también incluye ventajas en el Impuesto sobre Sucesiones para los herederos de las víctimas de la violencia de género, para los que se plantea una deducción del 99 %. Asimismo y con el propósito de mejorar la situación de los hijos de las mujeres fallecidas por esta causa, se introduce un nuevo capítulo en la Ley 13/2010, de 9 de diciembre, contra la Violencia de Género en Castilla y León.

Por un lado, ese apartado exime a los huérfanos de abonar los precios públicos por servicios académicos y complementarios en estudios universitarios conducentes a la obtención de títulos oficiales con validez en todo el territorio nacional, siempre y cuando se cursen en alguna de las universidades públicas de Castilla y León. Por otro y en el caso de que sean menores de edad, recoge su derecho a recibir una ayuda económica anual, con la cuantía y las condiciones que se fijen posteriormente en un reglamento.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba