Provincia

El fiscal general remite a Salamanca la denuncia contra el alcalde de Pajares

Por ser el órgano competente por "razones de territorio"

El fiscal general de Estado,  Julián Sánchez Melgar, ha remitido al fiscal de Salamanca la carta enviada al presidente del Senado por el exalcalde de Pajares de la Laguna, Antonio Benito de Dios, por si los términos incluidos en la misiva pudieran ser constitutivos de delito.

 

El fiscal general traslada el caso a Salamanca por ser el órgano competente para el conocimiento de estos hechos «por razón de territorio», y para que «realice las actuaciones que estime pertinentes conforme a Derecho».

El exalcalde de Pajares de la Laguna, Juan Antonio Benito de Dios, presentó su dimisión como regidor de la localidad salmantina, a principios de febrero tras las críticas recibidas por la carta que envió el pasado 28 de diciembre al presidente del Senado, Pío García-Escudero, en la que lo tachaba de “mamporrero” del senador de Compromís, Carles Mulet, por tramitar su petición para retirar calles con nombres franquistas de varios pueblos de España en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica.

En dicha misiva enviada al Senado, Benito de Dios, también director del Colegio Público San Mateo de Salamanca capital, criticó la “aberrante, inyecta e infame”, según sus palabras, Ley de Memoria Histórica aprobada durante la etapa como presidente del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, a quien calificó de “rojo” e “indigente mental”.

En la carta, Benito de Dios calificó la Ley como “memoria histérica, mentira histórica” y fruto del “resentimiento” para “enfrentar” a la sociedad española, “malgastar” el dinero público y “manipular” la historia. Además, calificó a Mulet como “podemita y comunista”, relacionándole con “crímenes de la izquierda” en los años 30 y explicando que, a su juicio, dicha ideología “tiene como aval más de cien millones de seres humanos asesinados”.

Por todo ello, y tras recibir las críticas de diversas formaciones políticas y la denuncia ante la Fiscalía del Senado y del partido político Compromís, Benito de Dios emitió un comunicado el pasado 1 de febrero para aclarar que su misiva “está pensada con carácter político, nunca como un ataque personal”, y que “en ningún momento” fue su intención “ofender”.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba