Economía

Fermoso afirma que la refinanciación a Santos Llamas era “una más”

El expresidente de Caja Duero defiende que en la entidad no se tomaba ninguna decisión “unilateralmente”

El expresidente de Caja Duero Julio Fermoso aseguró este jueves que las operaciones de refinanciación al constructor leonés Santos Llamas, hoy inmerso en un proceso judicial por los créditos obtenidos y su cargo al frente de Caja España, estaban dentro de las ”miles” en una época “tormentosa” de “enorme riesgo”.

 

Fermoso, que presidió la entidad desde finales de septiembre 2003, hasta octubre de 2010, cuando surgió Ceiss, fruto de la fusión con Caja España, recordó que la relación de Caja Duero con Santos Llamas, era “muy anterior” a su responsabilidad en la entidad leonesa.

Asimismo, expuso que las cuantías de las operaciones “no era excesivamente preocupantes” y defendió las refinanciaciones de créditos, porque permitieron “salvar muchísimas operaciones simplemente por renegociar”, para evitar el “mal mayor”, que era la mora. “Lo importante era tomar decisiones para que la bola de nieve no fuera a más”, dijo.

El exalto cargo financiero, quien aclaró que los modelos de condonación no existían en la entidad, incidió en que Santos Llamas “no recibió ningún trato diferenciador, era un cliente más” y sus operaciones fueron como “otras miles” que se analizaron siempre de forma “técnica” para encontrar soluciones.

Una situación boyante

Julio Fermoso explicó también que ni el director general ni el presidente podían negociar ni adoptar una decisión por su cuenta. “No había decisiones unilaterales”, indicó, para recordar que todas las operaciones respondían a un plan estratégico, diseñado por la consultora Deloitte, analizado por los equipos y comisiones técnicas y que luego llegó al Consejo de Administración.

En este sentido, defendió que era un plan “bueno” y negó que fuera un fracaso analizado desde la perspectiva actual. Además, rechazó las críticas a la expansión “brutal” de oficinas, porque si en 2004 contaban con una red de 582, en 2008 estaba integrada por 562. “Se cerraron más oficinas de las que se abrieron”, dijo.

De hecho, Julio Fermoso destacó que en 2010, en el proceso de fusión entre Caja Duero y Caja España, el Banco de España y KPGM emitieron informes en los que indicaban que estaban saneada, estaban “bien”, a pesar del riesgo que tenían “como todos”. “Los balances de la caja eran los adecuados, éramos sólidas, un proyecto consistente y viable”. Que se derrumban realmente, dijo, en 2001 y 2012, los años “tremendos” de la crisis.

Julio Fermoso insistió en que era un momento de “vino y rosas” en el que los resultados de la caja eran buenos y la expansión estaba obligada, pero si hubiesen tenido una “bola de cristal” y sabido lo que iba a pasar, “hubiésemos salido de Portugal y hubiésemos vuelto a Soria y Valladolid”. Asumió que igual deberían “haber tenido más cuidado” pero se mostró “incapaz” situándose en aquel momento de haber rechazado un crédito, emisión o inversión industrial porque la entidad “era boyante”.

Asimismo, expuso que en 2006, con un informe del Banco de España, ya eran conscientes de la debilidad por el exceso de crédito, y explicó que adoptaron medidas, y acordaron dejar de financiar suelo, y rebajar operaciones de forma importante. Unas medidas para rebajar hasta diez puntos los riesgos que se tomaron, recordó, en un momento en el que ni siquiera había atisbo de crisis. “Nos costó porque hubo reacciones negativas clientes de toda la vida”, dijo.

En cuanto a sus retribuciones, reconoció que ascendieron al menos un ejercicio de su mandato ejecutivo a 360.000 euros, un salario que fijo, dijo, la comisión de retribuciones, y se fijó en un euro más de lo que cobraba el director general. Un salario que luego “sufrió una merma importante”, dijo, cuando renunciaron al sistema variable de incentivos, en 2007, porque vislumbraron”, dijo, lo que iba a llegar,. Al año siguiente lo hicieron el resto de directivos de la caja y se adelantaron a otras entidades que lo hicieron con posterioridad y donde los salarios “eran mucho mayores”.

Caja regional

Por lo que respecta, al impulso por parte de la Junta de una entidad autonómica, recordó que se “sugirió” ya en 2004 una fusión, pero “no caló, no tuvo una sensibilidad”, y “lejos de ninguna injerencia, se planteó una intensa cooperación” para cumplir con el objetivo de las cajas, para el desarrollo económico de su zona de actividad, y se configuró Madrigal.

Asimismo, constató que en 2009 surge ya la “recomendación global” de ganar tamaño, sin presiones ni injerencias, con el “tsunami”, que en Caja Duero se planteó y fueron partícipes activos para lograr la fusión de la seis cajas. Asimismo, rechazó que la fusión con Caja España generara rechazo en Salamanca, y fue aprobada por 13 de los 16 miembros que acudieron al Consejo de Administración. Reconoció aquí en relación a “lo del tamaño” que “parece claro que no hubo una relación directa entre la tendencia a crecer y el desarrollo posterior” del sector de las entidades de ahorro.

Acción coordinada

Por último, Julio Fermoso asumió que quizá las cosas se pudieron haber hecho “de otra manera” para salvar a las cajas, ante su incapacidad de capitalizarse. En este sentido, atisbó que se podría haber producido con una “coordinación del sistema legislativo y gubernamental” inyectando liquidez al “ladrillo”, con el apoyo de Bruselas, “tomando decisiones iniciales en lugar de no hacer nada, con la responsabilidad de las autonomías”. Algo que consideró que era “muy difícil” por la propia estructura autonómica. “Si se hubiese hecho, las cajas de ahorro podían haber seguido adelante”, concluyó.


Noticias relacionadas

2 comentarios

  1. Todo se justifica. Todo sale gratis. Se lo llevaron crudo. Y aqui no pasa nada. Y a pagar los de siempre. Que los directivos bien que cobraron. Hasta cuando?

  2. No se atormenten, las Cajas de Ahorros fueron eliminadas por un plan bien definido por la «Troika», es decir, tres Entidades que se han quedado con todo.
    El resto forma parte de buscar los tres pies al gato.
    Recordemos que fue la «Troika» quien cambió las reglas a mitad de partido. Primero con Basilea III había que tener más capital y las Cajas como no podían incrementarlo vía «acciones» pues encontraron en las Participaciones Preferentes su sustituto.
    Con dichas Participaciones Preferentes -productos que iban al capital ya que no tenían vencimiento- se incrementaron los Fondos Propios de estas Entidades. Dichas Participaciones Preferentes tenían más riesgo…y por ello, más rendimiento que los Plazos Fijos y cada Entidad tenía su propio mercado interno para que los clientes pudiesen obtener su liquidez en cualquier momento. Esto funcionó correctamente hasta que la «Troika» dijo…esto no forma parte del Capital Social -para quien ha estudiado empresariales esto es una simple aberración- y no se puede dar liquidez en «mercados internos» tiene que ser en los mercados de la !Troika»…y vinieron las empresas de clasificación…aquellas que otorgaron AAA a Leman Brother un día antes de su total quiebra-…y empezaron a jugar con sus letritas…y sin buena letrita…pasaron a valer «cero»…increíble…lo que valía mucho pasó a valer cero…y se quedaron sin capital…y los políticos junto a los medios de comunicación…de la Troika…hicieron el resto.
    A estas alturas alguien aún se cree que «todas» las Cajas de Ahorros y «todas» al mismo tiempo estuvieron mal gestionadas.
    Recordemos que la mayor quiebra española fue Caja Madrid y que la «Troika» distribuyó las Entidades Financieras por grandes localidades…correspondiendo a Madrid una tal «Bankia»…la suma de muchas de ellas…convirtiendo a la Capital de España en el Centro Financiero de España…a pesar de su gran quiebra…y haciendo que las provincias lejanas se quedaran sin su suporte desde el siglo XIX…un soporte financiero que las hizo prosperar como nunca.
    Ahora…y una vez abierta la Caja de Pandora…la miseria se extiende por estas localidades alejadas del mundanal ruido, sus dineros se van a especular a Madrid, Barcelona o a los Paraísos Fiscales…junta a su juventud…
    En resumen…nos han robado a nuestros jóvenes con talento y a nuestro dinero…nuestro futuro…es irse todos a Madrid…dejando despobladas, envejecidas y empobrecidas a más de 2/3 de las localidades españolas.
    ¿Hablamos?…o seguimos flagelándonos…

Deja un comentario

Botón volver arriba