Opinión

Beneficios de practicar ãsana

 

Seguimos disfrutando del Yoga, y os trasmito esta vez, algo más sobre su filosofía, a través de ãsana (postura). Bienvenida, bienvenido.
Ãsana, la traducción: postura.

Como decíamos en la primera columna, el señor Patanjali, sistematizó el Yoga, en 8 ramas de ese árbol que es el Yoga, 8 pasos. Todo ello en los Yogasutras de Patanjali. Sutra, significa hilo, entonces es como que vas tirando de un hilo a otro, de un hilo a otro y así hasta que te vas haciendo una idea de esta disciplina, de su filosofía clave. Muy importantes esas 8 ramas para un yogui, a fin de tener un vida plena.

Total, que la tercera rama es Ãsana, postura. Y no empiezo por la tercera porque sí, sin orden pensarás. No, empiezo por ella porque quizás es la más conocida, o la que más se ve hacia afuera, o porque es la que más se practica en Occidente. También porque es el paso más fácil, el cuerpo. El cual, puedes sentir, tocar, estirar y a veces incluso pensar con asombro ¿cómo he llegado a esta postura?

Ãsana. Entrar en ãsana supone permanecer en un estado de observación constante.

La respiración es el puente de unión entre el cuerpo y la mente. Con la presencia de la respiración el cuerpo va encontrando el punto donde parar, “parar con flexibilidad”, esa línea de amabilidad hacia tu cuerpo.
Estar en ãsana requiere encontrar un estado de equilibrio entre: firmeza, estabilidad (Sthira) y la ligereza, la confortabilidad (Sukha). De nuevo la unión. La Actividad y La Suavidad. La Energía y La Calma.

No todas las posturas están al alcance de todas las personas, pero sí todas las personas pueden entrar en ãsana. Y dirás ¿cómo llegar a esas posturas de revista que se ven a veces?

En Yoga no estamos para hacernos contorsionistas, si no, para tener un cuerpo más flexible, equilibrado y sano. Esto se da en ãsana, a través de la respiración, de disfrutar tal y como esté tu cuerpo hoy respetándolo. Y como objetivo guinda del pastel, para entrenar a nuestras mentes prodigiosas.

Algunos beneficios de practicar ãsana:

 

  • Alivia el dolor.
  • Ayuda a motivarnos.
  • Mejora la concentración.
  • Nos mantiene jóvenes.
  • Nos ayuda a descansar y reducir el estrés.
  • Masajea tus órganos internos.
  • Reduce la inflamación.
  • Refuerza el sistema inmune.
  • Protege y cuida la espalda.
  • Cuida tus articulaciones.
  • Aumenta la energía y la resistencia física.
  • Mejora la flexibilidad y el equilibrio.
  • Fortalece el suelo pélvico.
  • Y … un poco de ãsana al día da alegría.

En resumen, cuando estás realmente en ãsana, es una sensación de bienestar indescriptible, con tu mente concentrada y tu cuerpo descansado. ¿Aún tienes dudas? Practica, practica, practica…

Ten un buen día y cuida tu energía.

Yoga Ganesha


Noticias relacionadas

2 comentarios

Deja un comentario

Botón volver arriba