Opinión

El silencio sanador -Te sorprenderá-

 

Esta semana en tu columna de Yoga: anécdotas. Anécdotas, que seguro que te han pasado como alumn@, o como profe, y si no te han pasado, te pueden pasar. Así que relájate y disfruta. Bienvenida, bienvenido

Hoy, en anécdotas, sigo hablando de esa alumna imaginaria, que se llama Juana. Y os cuento la historia: Dándole voz al silencio.

Cuando Juana comenzó las clases de Yoga, hace ya muchos años, y escuchó el silencio, le resultó ensordecedor. Y me contaba que le costaba un ratito llegar a esa sensación de paz que luego te llega al conversar con el silencio.

El silencio en Yoga es una de nuestras herramientas de súper poderes. Aunque tengas un día de guerra, date silencio. Y aprovecha cada vez que vas a clase o realices tu práctica para disfrutar del silencio y la quietud mental.

¿Por qué?
Porque vivimos actualmente en una sociedad ruidosa por lo general, y con muchos estímulos externos a los que hacer caso. Porque con todo ese tiempo que estamos hacia afuera, hay que compensarlo un poquito, y hacer ratos de recogimiento y silencio.

Mi invitación es que hagas ese trabajo desde que entras en la sala de Yoga, es un lugar que normalmente invita a ello, es una forma de honrar ese espacio de quietud. También es una forma de cuidarte. Desde que entras y te quitas tus zapatos, dejar allí la conversación y el ajetreo para luego. A quedarte por un ratito sin hablar, sintiendo tu cuerpo y tus sensaciones y a veces, con fortuna: a escucharte.

Total, que Juana, me decía “yo antes muerta que callada (risas)”

“El comienzo de la sabiduría es el silencio.” Pitágoras

Pero llegó el momento en el que después de una clase compartió conmigo, lo agradecida que estaba de que por un rato, TODO la dejara en paz, y pudiera estar sin ocuparse de nada, solamente de ella misma, de su cuerpo, su respiración y sus sentires.

Como sugerencia te invito a entrar en el silencio, sin obligación, sin esperar nada a cambio, con alegría y humildad.

Algunos beneficios de practicar recogimiento y silencio:

  • Amplía tu mente.
  • Reduce el estrés.
  • Te hace entender la vida y lo que te rodea desde otro plano.
  • Da serenidad.
  • Te hace disfrutar de TI.
  • Es tu amigo para percibir-TE
  • Mejora tu aprendizaje del “no hacer”, de ese disfrutar de no hacer nada.

En fin, a callar y a hacer yoga, con alegría pero en silencio.

Ten un buen día y cuida tu energía. Marta

Yoga Ganesha

Etiquetas
Mostrar más


Noticias relacionadas

4 Comments

Deja un comentario

Echa un vistazo

Close
Close